NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ACTUALIDAD

Así cambia la edad de jubilación en 2023 según el tiempo cotizado para cobrar la pensión

Según un informe de la Fundación MAPFRE, el año que viene para jubilarse a los 65 años es imprescindible haber cotizado durante 37 años y nueve meses.

Actualizado a
Archivo - Varios pensionistas en un parque de Madrid
Eduardo Parra - Europa Press - ArchivoEUROPA PRESS

A medida que avanzan los años, las condiciones para alcanzar la jubilación se endurecen poco a poco. En esta ocasión, se debe al incremento del periodo de cotización a la Seguridad Social que se debe alcanzar para dar por finalizada la etapa laboral.

Según un informe realizado por la Fundación MAPFRE, para el año 2023 se debe alcanzar una cotización de 37 años y nueve meses o más para jubilarse a los 65 años, es decir, tres meses más en comparación al todavía 2022 en el que bastaba con 37 años y seis meses. En caso de que no alcanzar el periodo mencionado para el año próximo, la jubilación será efectiva a partir de los 66 años. Todo ello en base a la última reforma de las pensiones aprobada en 2013.

Para el 2024 y hasta el año 2026 (inclusive), para jubilarse a los 65 años habrá que alcanzar un mínimo de 38 años cotizados y tres meses o más, mientras que para el 2027 se incrementará hasta los 38 años y seis meses. De no ser así, la jubilación no llegaría hasta los 66 o incluso hasta los 67 años en el caso de lo estipulado para dentro de cinco años.

Es decir, a medida que pasan los años, se suman varios meses tanto a la edad de jubilación como al periodo de cotización que exige la Seguridad Social a la hora de solicitar la pensión de jubilación. En caso de cese voluntario de la actividad, para acceder a la pensión es imprescindible tener como máximo dos años menos de la edad de jubilación ordinaria exigida, y un período mínimo de cotización de 35 años, de los cuales dos años deberán estar comprendidos en los 15 años inmediatamente anteriores a la jubilación.

El importe de la pensión, según lo que se recoge en este informe, “debe ser superior a la cuantía de la pensión mínima que por su situación familiar correspondería al interesado al cumplimiento de los 65 años”. En caso de cese no voluntario, se debe tener un máximo 4 años menos de la edad de jubilación ordinaria exigida, mientras que el mínimo de cotización exigido es de 33 años en lugar de 35 del cese voluntario.

Relación pensiones - dinero cotizado

El sistema de pensiones de la Seguridad Social de España suele suscitar alguna que otra polémica. La última de ellas se ha producido tras conocer que las pensiones subirán un 8,5% el próximo año, siguiendo la línea ascendente de la inflación, marcada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Según las estimaciones del Coste por Pensión Unitaria (CPU) del Banco de España, los jubilados reciben 1,74 euros en sus pensiones por cada euro cotizado.

La tasa interna de retorno (TIR), que también recoge el informe, utiliza el valor de las cotizaciones del trabajador y de la pensión que recibirá para mostrar la rentabilidad anual de las cotizaciones, que se sitúa en una media de 3,5%. Las cotizaciones ordinarias recogerían la máxima rentabilidad con un 4,11%, mientras que las demoradas de forma voluntaria (3,69%) y las anticipadas (2,8%) son las que menos se rentabilizan.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?