Cine

Kristen Stewart revela que intentó vomitar de verdad en ‘Spencer’

La actriz, que interpretó a la princesa de Gales en la película de Pablo Larraín, cuenta lo difícil que fue ponerse en su piel. “Me sentía como una mierda”, afirma.

Actualizado a
Kristen Stewart revela que intentó vomitar de verdad en ‘Spencer’

‘Spencer’, la biopic de Lady Di dirigida por Pablo Larraín, fue uno de los retos más difíciles de la carrera artística de Kristen Stewart. La protagonista de esta historia ficticia que relata lo que ocurre durante tres días de las Navidades de 1991, se sincera en una entrevista para ‘Vanity Fair’ y cuenta cómo sufrió durante el rodaje y cómo en algún momento llegó a “sentir la presencia” de la princesa Diana en algunas de las escenas.

Ponerse en la piel de Lady Di no fue tarea fácil para Kristen Stewart. La actriz estudió en profundidad los aspectos más desconocidos de la aristócrata británica, profundizando en el trastorno alimenticio que sufría para poder interpretarla con el mayor realismo posible. En la película, Stewart muestra con total franqueza el sufrimiento de la princesa Diana respecto a la bulimia. “Quería asegurarme de que no pasaran por alto los trastornos alimenticios de ella. Estaba dispuesta a hacer lo que sea”, asegura en declaraciones para la conocida revista.

Tal fue la involucración de la actriz con su papel que intentó provocarse el vómito en una de las escenas más representativas de la película. Sin embargo, Stewart no lo consiguió. “No podía vomitar en esta película, incluso cuando realmente debería haberlo hecho”, sostiene. “Me sentía como una mierda y no podía levantarme. Sé que era porque mi cuerpo rechazaba la idea… Ese tema es tan intocable”, añade.

El reconocimiento a su trabajo

Kristen Stewart logró un importantísimo reconocimiento por su papel en ‘Spencer’. Y es que la actriz consiguió su primera nominación a los premios Oscar como mejor actriz protagonista, aunque a ella pareció no hacerle demasiada ilusión. “No me importa una mierda. Los Oscar son algo tan gracioso. Hay tantas películas y actuaciones increíbles que apenas son vistas”, concluye.