TRIBUNALES

Una avispa obliga a suspender otra vez el juicio contra Rubén Castro

La Fiscalía pide nueve meses de prisión por quebrantar una orden de alejamiento contra su expareja en un proceso que se ha suspendido dos veces.

Actualizado a
Una avispa obliga a suspender otra vez el juicio contra Rubén Castro

El juicio contra Rubén Castro parece estar totalmente gafado. El futbolista canario estaba citado en un juzgado de lo Penal número 11 de Sevilla el lunes por el supuesto quebrantamiento de la orden de alejamiento que tenía contra su expareja por una denuncia de malos tratos de la que fue absuelto en 2017, pero un nuevo percance ha obligado a la suspensión del proceso. Si en el mes de febrero tuvo que ser aplazado porque un contacto del entorno del delantero dio positivo en COVID-19, ahora ha sido una avispa la culpable del aplazamiento.

Según ha publicado la Agencia EFE, la suspensión se ha producido después de que la abogada de la exnovia de Castro solicitara el aplazamiento porque su testigo sufrió la picadura del insecto el domingo y eso le había provocado una reacción alérgica. La ausencia, por tanto, estaba "justificada" y el proceso continuará con una vista oral el próximo viernes en el mismo lugar. Cabe recordar que la Fiscalía pide nueve meses de prisión para el jugador por no obedecer la medida cautelar, mientras que su expareja exige que la pena sea aún mayor, de dos años y tres meses.

Rubén Castro, en un partido con el Cartagena.
Ampliar
Rubén Castro, en un partido con el Cartagena.PASCU MENDEZDIARIO AS

Las dos partes acusan al canario de hablar con su ex durante un cuarto de hora en un chiringuito en 2014, un momento en el que ya pesaba sobre él una orden de alejamiento por el proceso judicial del que fue absuelto tres años después. La sentencia puso fin a la medida, pero en el verano de 2014 sí estaba vigente y "se acercó a ella (...) pese a tener conocimiento de la anterior prohibición que se hallaba y con total desprecio" hacia ella.

Un testigo supuestamente presenció cómo ambos se sentaron durante quince minutos después de un breve diálogo en el que Castro le habría insistido en hablar, y su declaración fue precisamente la que hizo que el juez, a instancias de la Fiscalía, ordenara investigar los hechos. El viernes, si la COVID-19 u otro suceso sorprendente como la picadura de una avispa no lo impiden, se podrán dar los primeros avances en esta larga historia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?