TRIBUNALES

La Fiscalía pide nueve meses de cárcel para Rubén Castro

Según el Ministerio Público, el delantero del Cartagena quebrantó la orden de alejamiento contra su ex "con total desprecio" en un chiringuito.

Actualizado a
La Fiscalía pide nueve meses de cárcel para Rubén Castro

El futbolista del Cartagena Rubén Castro se enfrenta a una pena de prisión de nueve meses tras la petición de la Fiscalía, que le acusa de haber incumplido la orden de alejamiento contra su exnovia. Según el documento al que ha tenido acceso la agencia EFE, el delantero habló con la joven durante quince minutos en un chiringuito, pero en ese momento pesaba sobre él la orden dictada por un juzgado de Sevilla el 28 de mayo de 2013 por una causa de maltrato de la que Castro acabó absuelto, aunque debía mantener la distancia con ella hasta que "recayera sentencia" cuatro años más tarde.

Sin embargo, en una "fecha no determinada" del verano de 2014, los dos protagonistas, que tiempo atrás habían sido pareja, coincidieron "en un local de ocio en la playa de Conil (Cádiz)" y Rubén "se acercó a ella (...) pese a tener conocimiento de la anterior prohibición que se hallaba vigente y con total desprecio". El fiscal añade además que Castro intentó hablar con la joven y ella se negó "en reiteradas ocasiones, pero al final ambos mantuvieron una conversación superior a los quince minutos".

Ampliar

El Ministerio Público concluye que los hechos narrados suponen un delito de quebrantamiento de una medida cautelar y por tanto, y basándose en el Código Penal, exigen una pena situada entre lo que marca la ley: seis y doce meses de prisión.

Fue en junio de 2017 cuando el Juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla absolvió al jugador que por entonces militaba en las filas del Real Betis. Pesaban sobre él supuestos cargos de maltrato y amenazas contra una joven con la que había mantenido una relación sentimental "presidida por el conflicto", tal y como describió el juez en la sentencia hace cuatro años.

No obstante, argumentó que ninguno de los presuntos episodios de maltrato que había denunciado la mujer había quedado acreditado, por lo que además acordó que terminaran las medidas cautelaras impuestas por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3: una fianza de 200.000 euros, una orden de alejamiento de 300 metros y la prohibición de comunicarse con ella.

El juez sentenció que Castro quedaba absuelto al no poder constatar que el acusado emplease "la violencia como método de imposición y sometimiento de la voluntad" de la joven, con la que vivió un romance cargado de "continuos desencuentros y numerosas desavenencias y discusiones". Destacó además las "contradicciones" en las declaraciones de la denunciante y que no quedó acreditado que Rubén Castro intentara "controlar aspectos como la forma de vestir, las personas con las que se relacionaba, sus llamadas y mensajes de WhatsApp, sus salidas o su trabajo como gogó".

Además, el fallo descartó que la vejara en privado con insultos como "puta, guarra o sucia", unas palabras que, sumadas al resto de declaraciones de la joven, habían provocado que la Fiscalía pidiera cuatro años de cárcel para Rubén Castro y la acusación particular ocho.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?