INTERNACIONAL

Neymar ya sabe a lo que se quiere dedicar cuando deje el fútbol

El futbolista brasileño se ha sincerado sobre una de sus grandes pasiones apenas unas horas después de eliminar al Bayern con el PSG.

Actualizado a

Neymar fue el hombre del partido en el partido entre el Paris Saint-Germain y el Bayern Múnich disputado la pasada noche en el Parque de los Príncipes de Paris, pero apenas unas horas después de tal alegría, ha concedido una entrevista en la que ha dejado claro lo que quiere ser cuando cuelgue las botas. El brasileño, embajador de PokerStars, quiere convertirse en un jugador de póker profesional: "Es verdad. Es una de las cosas que más amo. Me siento muy a gusto y creo que después de jugar al fútbol podré hacer torneos, viajar para jugar en aquellos en los que siempre he querido participar y nunca he podido por mi agenda. Cuando termine mi carrera futbolística, esa es una de las cosas que voy a hacer. Me veo haciéndolo porque llevo mucho tiempo jugando, he estado jugando casi todos los días y trato de aprender más y más", confesó para el portal francés CNews.

¿Pero de dónde viene esta pasión para Neymar? Cabe recordar que incluso uno de sus perros se llama Póker. "Comencé a jugar durante la Copa del Mundo de 2014 (disputada en Brasil). Durante la competición jugaban muchos jugadores y acabé aprendiendo a jugar con ellos. Miré desde fuera y luego me interesé, pensé que era genial la forma en que jugaban. Y terminé enamorándome del póker con el paso de los años", declaró. Ahora se considera un jugador agresivo, "como en el campo", y sorprende al desvelar cuál es su mano favorita (no es pareja de dieces por su dorsal): "Es Jota-5, los Jackson's Five. No juego mucho con ella pero es una mano que me gusta", confesó.

Gracias al póker, asegura que ha hecho grandes amigos que todavía hoy mantiene y ha vivido muchos momentos con compañeros futbolistas, tanto en el PSG como en el Barcelona. En el conjunto catalán compartía pasión con Gerard Piqué, y en el club parisino se reúnen para disfrutar de apasionantes partidas. "Jugamos mucho cuando estuvimos en Portugal (para la fase final de la Champions League 2020). A veces nos reunimos en mi casa, en la de Navas o en la de Paredes. Es una forma de unir al grupo, de pasar más tiempo juntos", asegura.

El delantero brasileño está tratando ahora de mejorar su juego y sabe dónde tiene que poner el foco: "Tengo que elegir mejor las manos que juego y dejar de ser tan curioso. Tengo que aprender a controlarme más". Su mayor fortaleza, según él, es que, como en el fútbol, para el rival es muy difícil saber qué va a hacer.

Y es que Neymar encuentra muchas similitudes entre el póker y el fútbol y ni siquiera es capaz de determinar qué es más difícil y más emocionante: "No sé qué es peor entre lanzar un penalti en la final de una competición o lanzar un farol con un bote enorme", comentó. Leer el juego, leer a tus oponentes, saber cuándo atacar a tu oponente... Dos juegos realmente parecidos, según el diez.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?