INGLATERRA

Ancelotti sufre el asalto a su mansión de un grupo de enmascarados

El entrenador del Everton se ha llevado un buen susto tras el atraco a su propiedad. Fue su hijastra, Chloe, la que descubrió a los delincuentes en el acto.

Actualizado a
Ancelotti sufre el asalto a su mansión de un grupo de enmascarados

Carlo Ancelotti, exentrenador de equipos como el Real Madrid, el Milán, el PSG o el Bayern de Múnich, y actual míster del Everton F.C., se ha convertido en la última víctima de la continua oleada de robos que asola a las personalidades del ámbito futbolístico. El suceso ha ocurrido en el domicilio de 2 millones de libras (más de 2 millones y 280.000 euros) que posee en el área suburbana de Crosby, (Merseyside, Inglaterra) y que comparte con su segunda esposa, Mariann Barrena McClay.

Según ha informado el medio The Sun, el asalto tuvo lugar durante la tarde del viernes. La pareja de atracadores, que iba enmascarada, se introdujo en la mansión, en la que se encontraban en aquel momento algunos familiares del entrenador italiano, y se llevó una caja de caudales, cuyo contenido todavía no ha transcendido.

Los delincuentes huyeron del lugar cuando fueron sorprendidos por la hijastra de Ancelotti, Chloe, de 25 años de edad. La policía ha aclarado que ninguna de las personas que estaba presente en la propiedad durante el momento del asalto fue amenazada con un cuchillo, tal y como habían apuntado algunos medios de comunicación. Una fuente próxima a la familia ha declarado que, pese a que "la familia se encuentra en shock", los hombres desaparecieron cuando fueron descubiertos y "no hay nadie herido".

Ancelotti se encontraba trabajando con el club cuando tuvo lugar el atraco y regresó lo más rápido que pudo a su mansión. Otra fuente cercana al entrenador ha revelado que tanto el míster como su hijastra "se quedaron estremecidos, pero no van a sentirse intimidados por lo ocurrido y seguirán con sus vidas".

Por otro lado, varios vecinos del italiano han expresado la hipótesis de que este pudiera haber sido visto como un objetivo fácil para llevar a cabo el robo debido a la estricta rutina que marca su vida. Ancelotti pasea a sus perros diariamente a la misma hora, con lo que los ladrones podían haber tenido controlado perfectamente los momentos en los que suele estar ausente de la casa.

"Todo es rutina para Carlo", manifestó una persona del pueblo, "quienquiera que hiciera esto sabía que tenía una caja de seguridad. Así que es inevitable preguntarse si no le estaban monitorizando desde hace tiempo".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?