MÚSICA

La tutela de Britney Spears seguirá compartida entre su padre y un fondo de inversiones

La cantante lleva 13 años bajo la supervisión de su padre. Junto a su abogado pide eliminar a su progenitor de esa figura legal. De momento la tutela será compartida.

La tutela de Britney Spears seguirá compartida entre su padre y un fondo de inversiones
Instagram Instagram

Britney Spears lleva bajo la tutela de su padre desde el año 2008 debido a los problemas de salud mental que la cantante, de ahora 39 años, desarrolló durante su época gloriosa como artista mundial. Durante estos 13 años, Jamie Spears no solo ha controlado la vida personal de su hija sino también todo su patrimonio, algo que la estrella del pop no comparte.

El pasado mes de noviembre tuvo lugar un juicio para solicitar la eliminación del progenitor de Britney como su tutor legal, algo que no le fue concedido, pero la jueza de la sesión sí nombró a la compañía financiera Bessemer Trust como cotutora del patrimonio financiero de la cantante, ya que a Britney le gustaría que fuera un banco quien gestionara sus finanzas.

Tutela compartida

Este jueves, 11 de febrero, tuvo lugar una nueva audiencia judicial que tenía como finalidad suprimir la figura de tutor legal de Jamie. Al igual que en el mes de noviembre, la decisión judicial volvió a ser negativa, pero los jueces han permitido a la cantante que la responsabilidad de su fondo de inversión siga compartida entre su tutor legal y la compañía financiera Bessemer Trust.

Por otro lado, el propio Jamie Spears había realizado la petición de ser el único en controlar al completo el patrimonio de la artista, lo cual le fue denegado. El 17 de marzo y el 27 de abril tendrán lugar dos nuevas audiencias. En ellas se podría decidir la libertad de Britney tras 13 años bajo la supervisión de su padre.

Movimiento #FreeBritney

“No es ningún secreto que mi cliente no quiere a su padre como cotutor, pero reconocemos que es un tema aparte. Trataré de retirar los poderes del padre en próximas sesiones”, indicó el abogado de la cantante, Samuel Ingham, según ha recogido la Agencia Efe.

Britney Spears declaró hace unos meses: “No volveré a actuar hasta que mi padre abandone la figura legal”. La autora de canciones como ‘Toxic’ tiene detrás un gran grupo de seguidores que han desatado el movimiento #FreeBritney (Liberen a Britney). El propio Jamie Spears los considera conspiranoicos.