FÍSICA O QUÍMICA

La vuelta de Física o Química: un reencuentro contigo mismo

La ficción de Atresplayer Premium ha reunido a los alumnos del Zurbarán diez años después por la boda de ‘La Yoli’ en un canto a la nostalgia lleno de recuerdos.

Los personajes del reencuentro de Física o Química.
Atresplayer Twitter

Volvió Física o Química, aquella serie adolescente que marcó a una generación y que el tiempo ha demostrado que no ha caído en el olvido. Tanto es así que en la noche del pasado sábado 26, cuando se estrenó el primer capítulo de los dos que tiene la secuela, se colapsaron los servidores de Atresplayer, ante el aluvión de usuarios que acudió al instante a la web para disfrutar de nuevo de la aventura de ‘la Yoli’ y compañía. Y aunque de primeras no se supiese, el reencuentro fue tal en todas sus acepciones y ha marcado un antes y un después para la Generación Z en la ficción televisiva.

La serie vuelve en un universo diegético de diez años después a cuando la mítica generación se graduó en el Zurbarán con una trama novedosa. ‘La Yoli’ (Andrea Duro), apodada durante su etapa escolar ‘la zorra poligonera’, se casa. Lo hace como una empresaria formal y con un hombre, Oriol, que representa todo lo contrario a sus amores de juventud. No es la única en regresar a la pantalla. Sus compañeros Jan, Cova, Alma, David, Gorka, Cabano o Paula vuelven a nuestras vidas. También las profesoras Olimpia (Ana Milán) e Irene (Blanca Romero), para las que parece no haber pasado el tiempo.

‘La Yoli’ ya no es la que era… o sí. Ese es el principal viaje del reencuentro, que recorre el espectador, especialmente si vivió la primera etapa de la serie en sus años de adolescencia, junto a los personajes. Física o Química es un reflejo de lo que eras y lo que eres. Una oportunidad de ver lo que eran y lo que son. De ver que el tiempo no ha pasado, al menos en esencia. Los alumnos se han hecho mayores, tienen trabajo, preocupaciones, problemas amorosos muy diferentes a los que sufrían en el Zurbarán… Pero mantienen el mismo espíritu de juventud y las mismas ideas que les acompañaron de 2008 a 2011 en Antena 3. No es de extrañar que la gran mayoría de internautas se hayan visto a través de las dos horas que dura la secuela y hayan recordado sus inquietudes de su etapa en el instituto. Ahora, su vida es muy distinta, pero en el espejo les acompaña la misma persona.

La protagonista es el mejor ejemplo de ello. Sigue siendo una chica llena de inseguridades y vive tal y como lo hacía en el colegio. La vuelta de Javier Calvo, Fer en la serie, encuentra ahí su justificación. El personaje falleció en la última temporada y su presencia en el Reencuentro podía parecer impostada para algunos. Los guionistas encontraron un ‘papel-espejo’ en él. Fer es Yoli. Es sus dudas, lo que le hace temblar y lo que no se atreve a decir a Oriol y ni siquiera a su propia almohada. Es un ente que solo ella ve, porque no vive, pero sigue acompañando al personaje interpretado por Andrea Duro desde el cielo.

La nostalgia es el principal atractivo

Física o Química fue en su día un fenómeno de masas. Sus actores y actrices forraban carpetas en los colegios y eran portada de las revistas juveniles. El boom en su día se ha repetido en la actualidad, con el ya narrado colapso de la página web en el momento del estreno. También los hastagh #FoQElReencuentro y #FoQElReencuentro2 han sido Trending Topic número 1 en España durante horas y los tuits de los actores se han llenado de interacciones en cuestión de minutos. El relevo generacional también ha estado muy presente, con continuos guiños como nombrar al colegio Las Encinas, de Élite, la ficción actual más similar a lo que en su día fue FoQ. O que Ruth, Úrsula Corberó, justificara no estar presente en la boda de su amiga por encontrarse en Tokio, ciudad que da nombre a su personaje en La Casa de Papel. O incluso el colegio Azcona, de la mítica serie Compañeros.

También se llena de toques nostálgicos a su propia obra. Por ejemplo, los títulos de los capítulos. El primero del reencuentro "Cosas que hacer antes de casarse" es una referencia al primero de la primera temporada "Cosas que hacer antes de estar muerto". El segundo "Sí, puedes volver atrás" es la respuesta al que cerró la serie allá por el año 2011 "Si pudiera volver atrás…". Estos detalles, a priori inadvertidos, han corrido como la pólvora en las redes sociales y han despertado aún más el sentimiento de añoro que caracteriza la ficción. Es más, los propios actores han reconocido derramar lágrimas en el momento de su grabación.

La mitad de lo que hemos vivido…

Seguramente hayan leído el ladillo anterior entonando la canción de Despistaos, que es la banda sonora de la serie. En esta ocasión no hay cabecera, aunque en ambos capítulos se puede escuchar. Ya cuenta con más de 10 millones de visualizaciones en Youtube y alguno, en los comentarios, tira de humor para exponer lo que representa el tema: "Voto para que sea el himno de España". Parafraseando a los intérpretes, este reencuentro ha hecho más ruido que el ruido de un cañón. Y, si me permiten la licencia, el momento en el que suena el primer acorde antes del "ni me escondo ni me atrevo…" ya se puede considerar historia de la ficción española. Prepárense, nostálgicos. Que Antena 3 también ha decidido repescar, de una manera o de otra, El Internado, Los Hombres de Paco o Los Protegidos...