FÚTBOL FEMENINO

Marta Vieira anuncia su boda con su compañera de equipo Toni Deion

La seis veces mejor futbolista del mundo por la FIFA ha hecho público que se va a casar con Toni Deion, también jugadora del Orlando Pride.

Marta Vieira anuncia su boda con su compañera de equipo Toni Deion

La estrella brasileña Marta Vieira da Silva ha anunciado este lunes que se va a casar con su pareja, la también jugadora Toni Deion. La nombrada seis veces mejor futbolista del mundo por la FIFA ha hecho pública la gran noticia con varias fotografías en las redes sociales, posando junto a su compañera en el Orlando Pride de Florida casi dos años después de que su historia de amor apareciera por primera vez en los medios.

"Este es otro capítulo de la historia que estamos escribiendo juntas", escribió la delantera para acompañar las emotivas imágenes en las que la pareja comparte tiernas miradas cómplices. Por su parte, Toni se limitó a publicar una de las fotos con un escueto pero revelador mensaje: "¡Sí!", acompañado de un emoticono con varios corazones.

Ambas se conocieron al vestir la camiseta del Orlando Pride y desde hace tiempo viven juntas en Winter Park, en el estado de Florida. De hecho, ya comparten tres perros llamados Zoe, Zeca y Toby, además de una gran curiosidad, pues las dos celebran su cumpleaños el 19 de febrero.

Marta cuenta ahora con 34 años y es considerada por muchos como la mejor futbolista de la historia, aunque lamentablemente se le han resistido dos grandes títulos en su exitosa trayectoria: tanto el Mundial como la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, en ambos eventos quedando subcampeona. Por su parte, Toni Deion Pressley tiene 30 años y fue seleccionada por el Orlando Pride de la National Women's Soccer League estadounidense en 2015.

Cabe destacar que Toni y Marta vivieron en 2019 una de sus situaciones más difíciles cuando la primera tuvo que abandonar temporalmente los terrenos de juego para tratarse de un cáncer de mama. Tras una ausencia de nueve jornadas regresó al verde en un emotivo partido y, tras el pitido final, fue acompañada por su novia hasta las gradas para que los aficionados pudieran darle una sonora ovación.