FAMOSOS

Ester Expósito: "Me jode que usen mi imagen para decirle a las niñas cómo parecerse a mí"

La actriz de 'Alguien tiene que morir' ha sido entrevistada por El País, donde ha hablado de sus proyectos, del coronavirus, y de su vida personal.

Ester Expósito: "Me jode que usen mi imagen para decir a las niñas cómo parecerse a mí"
Instagram (@ester_exposito)

La carrera profesional de Ester Expósito como actriz comenzó con apenas 15 años, cuando tuvo que interpretar a la esposa del protagonista de 'El show de Truman' en una adaptación teatral, lo cual le permitió ganar varios premios. Una obra en la que tuvo que mostrar diversos productos con sus frases de eslogan. Solo cinco años después, la joven actriz se ha convertido en toda una estrella, y El País ha podido entrevistarla.

Con una gran audiencia, sobre todo en Instagram, Ester cuenta con más 26,7 millones de seguidores que siguen su día a día. Además, ahora, en lugar de promocionar productos domésticos, lo hace con lujosas marcas como Yves Saint Laurent o Bulgari. 

"Con el maquillaje, llevar mascarilla en la alfombra roja es complicado. Quieres estar perfecta para las fotos y mi maquilladora me decía que no podía ponerme la mascarilla, así que me hicieron una especial con la misma tela del vestido", señalaba Ester sobre su look en el Festival de Venecia, que se celebró en septiembre.

Ester Expósito se ha convertido en todo un fenómeno de masas, y acaba de estrenar su segunda serie en Netflix, llamada 'Alguien tiene que morir'. Su fama no deja de crecer, y así lo demuestran sus redes sociales.

Su fama en Instagram

El medio le preguntaba cómo ha conseguido alcanzar ese número de seguidores: “Es que no tengo ni idea. Mi Instagram no está cuidado estéticamente. Tampoco es que yo no suba fotos feas. Me gusta mucho la fotografía, entonces lo uso mucho para subir fotos de reportajes y portadas. Es un escaparate para mí, pero no lo calculo”, apuntaba la actriz.

Además, al comienzo del estado de alarma en España, Ester Expósito subía un vídeo en el que aparecía bailando con una canción de reggaetón de fondo. Acabó volviéndose viral, y el más visto en la historia de la red social con 57 millones de reproducciones

La joven actriz ha admitido que no mide cómo sale en las fotos, no le da importancia a ciertos detalles: “Me planteo si me gusta tanto la foto como para subirla, me pregunto qué muestro con esa foto... Pero luego al final no le doy más vueltas porque no me van a conocer a través de mi Instagram. Soy mucho más de lo que muestro ahí, lo mejor de mí la gente no lo ve y lo peor tampoco. Todo lo que se ve es verdad, pero no es toda la verdad”.

Su sueño de ser actriz: cumplido

También le preguntaron acerca de su sueño cumplido de ser actriz: “Como siempre he querido ser actriz y llegar lejos, sabía que la fama sería un efecto colateral si me iba muy bien. Lo que me está pasando era mi sueño, estoy viviendo de mi trabajo”.

El confinamiento fue un periodo duro para la actriz, pues el parón le provocó ansiedad: “Fue horrible. Yo convivo con la ansiedad desde antes de la fama. Siempre estoy que me va a mil la cabeza. Me vine muy abajo, tenía ansiedad a diario, no sabía dónde meterme. Yo necesito mucha actividad, amo trabajar y lo echaba de menos”, confesaba.

Una serie de época

Ester Expósito es una de las actrices que aparecen en 'Alguien tiene que morir', un drama ambientado en la época franquista, y con un papel secundario. En la serie de Netflix se muestra una sociedad machista, algo que está cambiando, y que agradece la actriz:  “Creo que a los hombres el feminismo también les aporta libertad. Es un error que los hombres vean el feminismo como una amenaza, porque estoy segura de que si comprendiesen la función del feminismo a ellos también les beneficiaría muchísimo. Les daría más calidad de vida, serían más libres y no estarían con esa presión constante”, señalaba.

Las supuestas operaciones estéticas

A la actriz también le preguntaron acerca de sus supuestas operaciones estéticas, que tanto habían sido mencionadas por muchos medios:  “Mira, ahora con esto de la fama, por así decirlo, ha salido el tema de las operaciones estéticas. Resulta que me he hecho toda la cara. Es acojonante. ¡Si no me ha dado tiempo! No me he hecho nada", apuntaba.

Claro que he cambiado y voy a seguir cambiando, pero lo que más me molesta es que no conozco a ningún actor al que, por mucho que haya cambiado de los 15 a los 25, se le cuestione ni se analice si su belleza es natural. Como se supone que los hombres no se operan, en cuanto una mujer está en el disparadero se especula sobre ello. Lo que me jode es que utilicen mi imagen para vender una serie de cirugías estéticas, para fomentarlas o decirles a las niñas: ‘Si queréis estar como ella, tenéis que haceros todo esto”, concluía lamentándose.