TELEVISIÓN

Marta López confiesa en 'Ya es mediodía' que pasó una noche en la cama con Enrique Iglesias

La colaboradora desveló que todo ocurrió en Marbella cuando tenía tan solo 18 años y conoció al cantante y su hermano antes de ir a su villa.

Actualizado a
Marta López confiesa en 'Ya es mediodía' que pasó una noche en la cama con Enrique Iglesias

Marta López ha realizado este viernes en 'Ya es mediodía' una de sus confesiones más íntimas, asegurando ante Sonsoles Ónega y el resto de compañeros que en el pasado disfrutó de una noche en la misma cama junto a Enrique Iglesias. La colaboradora hizo este sorprendente descubrimiento a raíz del premio Billboard Latino que le han entregado al cantante por sus más de 25 años de trayectoria.

A la joven se le escapó, pero rápidamente se convirtió en uno de los temas del día y en la mesa del programa no lo dejaron escapar. "Yo pasé una noche con Enrique Iglesias, en la misma cama toda la noche", expresó. "Yo tenía 18 o 19 años y estábamos de fiesta en Marbella. Estaba yo con una amiga mía, que luego fue mi cuñada, y conocimos al hermano, Julio José, y a Enrique", continuó poniendo contexto a la divertida anécdota.

"Nos invitaron a su casa, que no se me olvidará que se llamaba Villa Naema, y allí estaban Boyer, Isabel Preysler... Estuvimos bañándonos en la piscina. Ella salió a decirles algo y tenía una especie de apartamentito al lado en la misma parcela del chalé. Mi amiga se quedó con Julio José y yo con Enrique en la misma cama", recordó.

Sus compañeros en plató no se terminaban de creer parte de la historia, porque no podían entender que se bañara vestida cuando según su testimonio había sido una visita improvisada a la piscina del cantante. "Vestida no, pero desnuda tampoco. Con ropa interior", matizó entonces.

Pese a los comentarios de los colaboradores y a las especulaciones que estos lanzaban, Marta López quiso contar finalmente la verdad aclarando que no pasó nada sexual con Enrique Iglesias: "Nada de nada, de nada. En la cama de al lado sí, pero en la mía no. Dormimos acurrucados porque era una cama pequeña y él era grandón. No recuerdo la cucharita, pero recuerdo que ya que estaba allí me arrimaba un poco", confesó divertida.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?