EEUU

Phil Collins denuncia a su exmujer por okupar su casa con hombres armados

El cantante ha presentado una demanda contra Orianne Cevey y el nuevo marido de esta por invadir su mansión de 28 millones de euros de Miami Beach.

Phil Collins denuncia a su exmujer por okupar su casa con hombres armados

El mundo del rock está lleno de extravagancias y relatos salvajes, y lo mismo sucede con muchos de los procesos de divorcio de las celebrities, muy capaces de convertirse en auténticos culebrones en los que los puntos de giro y las sorpresas inverosímiles pueden llegar a alcanzar extremos insospechados. Y es que las cosas no son nunca fáciles cuando hay grandes cantidades de dinero de por medio.

El cantante y baterista Phil Collins es ahora protagonista de una de estas historias de matrimonios famosos mal avenidos que rozan el surrealismo. Y es que el exlíder de Génesis se ha visto obligado a demandar a su exmujer, Orianne Cevey, después de que esta 'okupara' junto a su nuevo esposo, Thomas Bates, y una serie de guardias armados, la residencia que el británico tiene en Miami desde el año 2015.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Phil Collins (@officialphilcollins) el

Lo que suena a sinopsis de una película de Hollywood es, en verdad, un problema muy real que a Collins le está produciendo quebraderos de cabeza importantes. El músico y su exesposa, que pasaron por el altar en 1999, ya habían entrado en una cruenta guerra legal durante su divorcio, que tuvo lugar en 2008 (y durante el cual Collins pagó casi 48 millones de dólares), aunque unos años más tarde se reconciliaron. La segunda ruptura sentimental entre ambos se dio este pasado verano, y según el periódico Miami Herald, Cevey dejó a Collins por mensaje de texto en julio, para, tan solo un mes después, casarse en Las Vegas con su nuevo novio.

Desde hace varias semanas, el nuevo matrimonio se encuentra instalado en la mansión de 33 millones de dólares (unos 28 millones de euros) que Collins posee en una de las zonas más excluvivas de Miami Beach, y, para evitar que el cantante pueda acceder a la vivienda, la pareja se ha hecho acompañar de una serie de agentes armados encargados de custodiar la mansión y sus alrededores. Cevey y Bates, además, han bloqueado las cámaras de seguridad instaladas en la propiedad, y han prohibido a los agentes inmobiliarios continuar enseñándo esta.

Phil Collins y Orianne Cevey en 2018.

En los documentos presentados por el equipo legal de Collins a los tribunales, se manifiesta que "se necesita urgentemente una orden judicial para poner fin a una ocupación armada y la toma de posesión de la casa de Phil Collins por parte de su ex novia y su nuevo esposo, los acusados en la acción", ya que ambos "están amenazando implícita y explícitamente con prolongar su ocupación ilegal de la vivienda a través del uso de la fuerza".

Así mismo, en los documentos se señala también "el riesgo sustancial de que la Sra. Bates o el Sr. Bates o sus agentes retiren, oculten o destruyan propiedad personal valiosa e irremplazable" que Collins atesora en el lugar. Cevey, por otro lado, tiene otra casa en Las Vegas valorada en un millón de dólares.