REDES SOCIALES

Kiko Rivera sufre un nuevo varapalo profesional: "Basta ya de fastidiar"

El DJ ha publicado un escueto comunicado en las redes sociales para anunciar que ha retirado el videoclip de su última canción debido a problemas ajenos a él.

Kiko Rivera sufre un nuevo varapalo profesional: "Basta ya de fastidiar"

El 2020 está siendo un año muy duro a nivel profesional para Kiko Rivera, que en las últimas horas ha sufrido un nuevo varapalo tras su sonada salida de Canal Sur Radio. El DJ e hijo de Isabel Pantoja se ha visto obligado a retirar un vídeo de YouTube por "problemas que nada tienen que ver conmigo" y, aunque asegura que muy pronto explicará los motivos, ha dejado algunos detalles de lo que ha ocurrido.

El artista publicó un escueto comunicado en las redes sociales confesando ante sus seguidores que ha tenido que borrar el videoclip del tema 'Amiga mía', aunque el próximo martes volverá a publicarlo de nuevo: "Debido a problemas que no tienen nada que ver conmigo voy a borrar el videoclip de 'Amiga mía' y volveré a subirlo el día 6. Ya explicaré los motivos. Me dan igual los likes y las visualizaciones, pero manda cojones la de tiempo libre que tiene la gente para meterme visitas falsas y que me llamen la atención", comenzó expresando.

"Yo soy 100% real seamos más o menos, pero de verdad, cosa que algunos no saben lo que es. Basta ya de fastidiar y cómprense una vida, por favor. Ahora, eso sí, amigos y seguidores que me queréis: el día que la volvamos a subir sí os voy a pedir que reventemos los audímetros de YouTube porque manda cojones el asunto", concluyó.

Un 2020 lleno de golpes profesionales

La pandemia que tanto daño ha hecho a nivel mundial también perjudicó a la labor profesional de Kiko Rivera. El coronavirus le obligó a cancelar todos sus bolos y conciertos y tuvo que solicitar las ayudas para autónomos asegurando que tenía graves problemas económicos. Pudo arreglar parte de ellos con un pequeño salario en Canal Sur Radio comentando los partidos del Sevilla, pero las críticas en las redes sociales provocaron su rápida dimisión tras la Supercopa de Europa que el conjunto hispalense perdió ante el Bayern.