CASO MAINAT

El hijo de Mainat: "Son muchas las cosas que han pasado este año y todas terribles"

Pol Mainat, hijo de Josep Maria, ha admitido que la familia no se encuentra en su mejor momento, teniendo que lidiar con muchos problemas.

El hijo de Mainat: "Ni mi padre conoce a quienes están apareciendo en casa"
Mikel Trigueros GTRES

El caso de Josep Maria Mainat trae cada día nuevas sorpresas. Angela Dobrowolski, mujer del que fuera cantante de 'La Trinca', habría intentado asesinarle después de que este tuviese la intención de divorciarse de ella.

Este jueves, tres meses después de que Mainat entrase en coma, el juzgado de Barcelona anunciaba que se están investigando los hechos de aquel acontecimiento en el que, presuntamente, Brodowolski le habría administrado insulina en varias dosis (siendo diabético) mientras él dormía -provocando que este entrase en el coma-.

Una mujer desconocida y un escort

A estas informaciones ya conocidas hay que añadir lo acontecido durante todo el día de hoy en la puerta del hogar de Mainat, donde la Policía se encontraba hasta altas horas de la tarde.

Además de las autoridades hay que añadir la aparición inesperada de una mujer desconocida saliendo de la casa de Josep Maria Mainat. Dicha mujer ha señalado entre gritos y lágrimas que llevaba cuatro días en la casa del excantante junto con su ex, un escort latino que había sido contratado por Dobrowolski.

Las palabras de Pol Mainat

En el programa de 'Sálvame', Chelo García Cortés ha anunciado que Pol Mainat, hijo de Josep Maria Mainat y de Rosa María Sardá -fallecida el pasado mes de junio-, le había enviado un comunicado donde explicaba la situación en casa de su padre: "Son muchas las cosas que han pasado este año y todas terribles. Me daría profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz".

"Quiero aclarar que todo lo que se está viendo en las últimas horas son cosas que nosotros desconocíamos por completo. Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa. Ni tenemos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria, hasta que empezó la investigación policial", añadía el hijo mayor del productor.

Un buen padre

Pol concluía el comunicado defendiendo a su padre de las acusaciones que éste estaba recibiendo: "Nuestra familia estamos igual de consternados que vosotros ante las vergonzosas imágenes que se están viendo dentro de nuestra propiedad. Y quiero dejar claro que mi padre nunca ha participado en estas actividades, tan solo ha pretendido ser en estos años un buen compañero y sobre todo un buen padre, como lo ha sido siempre conmigo".