TENIS

Boris Becker niega ante la justicia haber ocultado bienes tras ser declarado insolvente

El tenista alemán ha comparecido este jueves ante la justicia británica acusado de 19 cargos de ocultar parte de su patrimonio estando en bancarrota.

Boris Becker niega ante la justicia haber ocultado bienes tras ser declarado insolvente
FACUNDO ARRIZABALAGA EFE

Boris Becker ha comparecido este jueves ante un tribunal de Londres para aclarar el estado de sus cuentas después de que no hiciera frente a sus deudas pese a mostrar un alto tren de vida. La justicia de Reino Unido acusa al tenista de haber ocultado bienes y activos en Chelsea y Alemania, 1.3 millones de euros y 75.000 acciones en la empresa tecnológica Breaking Data Corp, aunque supuestamente para no pagar sus deudas se había declarado en bancarrota. Él ha insistido en su inocencia, pero se podría enfrentar a siete años de cárcel.

El ganador de seis torneos de Grand Slam se declaró en quiebra en 2017 para saldar una deuda de 3.6 millones de euros con el banco privado Arbuthnot Latham, aunque se especuló con que el total de la deuda podría ser diez veces mayor. El alemán suplicó "una última oportunidad" y lanzó la oferta de rehipotecar su mansión de Mallorca, pero las autoridades restringieron sus finanzas durante once años.

El año pasado, varias demandas civiles le acorralaron de nuevo acusado de hasta diecinueve cargos relacionados con el ocultamiento de bienes, según The Sun: siete por ocultar propiedades, cuatro por omitir declaraciones, dos por eliminar una propiedad en manos de un administrador judicial, cinco por no revelar datos de su patrimonio y uno más por ocultar la deuda. El próximo 22 de octubre tendrá lugar una audiencia preliminar y es probable que entonces se fije una fecha para el juicio.

Una fortuna dilapidada

En Alemania y en Reino Unido se siguen preguntando cómo una estrella de su dimensión ha podido dilapidar una fortuna de 100 millones de euros conseguida gracias a sus victorias y a sus patrocinios. Su estilo de vida, marcado por coches de alta gama y la adquisición de costosas obras de arte, un millonario divorcio de Bárbara Feltus y una pensión alimenticia para la hija que tuvo en una relación extramatrimonial son los argumentos que explican las abrumadoras pérdidas del tenista. De hecho, el pasado año sacó a subasta algunos de sus bienes y recuerdos más preciados: raquetas, trofeos e incluso un reloj de Novak Djokovic.

Sin embargo, el tabloide británico Daily Mail publicó unas imágenes en las que se podía ver al exjugador y comentarista de la BBC en un Mercedes clase E, además de fotografías de la que sería la nueva casa de Becker, un ático de más de 5 millones de euros. Este tren de vida es el que le ha puesto de nuevo ante la justicia como ya ocurriera en 2002 en Alemania cuando fue condenado por evasión fiscal a dos años de libertad condicional.