TELEVISIÓN

El último varapalo para Fani y Christofer: adiós a uno de sus proyectos económicos

La pareja había decidido registrar como patente el grito de "¡Estefaníaaaa!" que el joven popularizó en 'La isla de las tentaciones', pero se lo han negado.

El último varapalo para Fani y Christofer: adiós a uno de sus proyectos económicos

La jugada maestra que habían planeado Fani Carbajo y Christofer Guzmán para conseguir grandes sumas de dinero en el futuro se ha ido al traste. La pareja, que hace unos días se vio obligada a cancelar su idílica boda y que por el momento no consigue quedarse embarazada, recibe así un nuevo golpe con uno de sus proyectos más deseados. Según ha adelantado Jaleos, no podrán contar con la patente del grito que el joven popularizó en la primera edición de 'La isla de las tentaciones'.

Christofer corrió por una playa de República Dominicana llamando desconsoladamente a la que hasta entonces había sido su pareja, la misma que había caído en brazos de uno de los solteros con los que convivía en el concurso. El grito, "¡Estefaníaaaa!", se convirtió en un fenómeno viral, fue gritado por numerosos futbolistas en celebraciones, por la selección de balonmano, por miles de jóvenes y por personas que acudieron a la puerta de su trabajo para humillarle, lo que le obligó a alejarse temporalmente del ruido mediático.

Ver esta publicación en Instagram

1 de Septiembre de 2020 En 4 meses nos tomamos las uvas 💖😂 Con cual te quedas? 1❤️ o 2💚

Una publicación compartida de Fani❤ (@fanicarbaj) el

Ver esta publicación en Instagram

Por que te eligiria a ti una y mil veces, como mi mujer, la madre de mis hijos, mi amiga y sobre todo mi acompañante de vida TE AMO 😍

Una publicación compartida de Christofer (@cguzman46) el

Pero la pareja consiguió sobreponerse y una de sus primeras medidas para su nueva vida fue solicitar la patente de ese grito tan pronunciado, un intento de negocio para que nadie pudiera utilizarlo comercialmente sin que ellos recibieran una parte del beneficio. Pero la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) les ha dicho que no pueden.

El organismo se basa, según Jaleos, en que el nombre elegido es demasiado básico, en que no es nada original y en que tampoco tiene el peso necesario para ser una marca registrada que se pueda comercializar. Con esta negativa pierde además los aproximadamente 300 euros que tuvieron que pagar para abrir el proceso ante la OEPM.

Este nuevo varapalo en el plano económico se suma al drama que ha supuesto la cancelación de su boda cuando apenas quedaban cinco días para su celebración. "Lo tenía todo: el traje, las alianzas...", reveló Fani en 'Viva la vida' hace unos días. "Estuve en Alicante haciendo la última prueba del vestido de novia, el del niño, el de Christofer... Iban a ir igual vestidos. Después volé a Ibiza y desde allí vi todas las noticias sobre la COVID-19 y es que no puede ser", añadió.