PREMIER LEAGUE

Giroud, todavía en el Chelsea por la amistad de su esposa con Marina Granovskaia

El francés ha firmado por un año más debido al Covid-19, pero en enero su marcha estuvo muy cerca y solo la estrecha relación de ambas mujeres evitó su adiós.

Giroud, todavía en el Chelsea por la amistad de su esposa con Marina Granovskaia

Olivier Giroud llegó a un acuerdo con el Chelsea el pasado mes de junio para extender su contrato, que expiraba el día 30 del mismo mes, y uno de los principales motivos fue el coronavirus. "Con toda la situación no me sentía muy cómodo con la idea de salir al extranjero y sacar a mi familia de su ambiente", expresó entonces. Pero ahora se ha sabido además que el francés estuvo aún más cerca de irse en enero, y tan solo la estrecha relación de su esposa con la directora de fichajes Marina Granovskaia evitó su inminente marcha.

Tal y como desvela el tabloide británico The Sun, el futbolista de 33 años presionó duramente al club tras seis meses en los que no había contado apenas para el entrenador. Por delante se topaba siempre con Tammy Abraham y buscó una salida con varios clubes interesados, entre ellos Inter de Milán, Lazio y Tottenham. "Pasé seis meses complicados, por eso intenté irme en enero. Hice todo para irme, pero al final, con las circunstancias, el Chelsea no quería dejarme ir. La condición crucial para dejarme ir era tener un sustituto", expresó el ariete.

Olivier Giroud junto a su esposa Jennifer.

"El club más interesante fue el Inter de Milán. El problema es que se prolongó (...). Al final ya no era una cuestión de dónde me iba, sino si podía irme. No había nada que hacer. Estaba atrapado", añadió. El mismo medio apunta ahora a la importancia de Granovskaia en este proceso, una mujer que ya tuvo un papel clave en el traspaso de Hazard al Real Madrid o en las llegadas a Londres de Timo Werner y Kai Havertz, esta última aún sin confirmar.

Marina Granovskaia, la mano derecha de Roman Abramovich, en la presentación de Emerson.

Así lo ha desvelado el periodista Christian Falk en Byline Podcast: "Marina (Granovskaia) fue la que evitó que Giroud se fuera en invierno porque estaba muy cerca de su esposa Jennifer", comentó. Así, la mano derecha de Roman Abramovich habría jugado esta importante baza para evitar la marcha del galo y tener que buscar, a toda prisa, un sustituto de garantías. La jugada no le salió mal, pues ha tenido un gran acierto goleador en el buen momento del Chelsea tras el parón por la pandemia: seis goles desde la reanudación, cinco de ellos en Premier League y otro más en la semifinal de la FA Cup frente al Manchester United.