Boxeo

El día que Mike Tyson encontró a Brad Pitt con su exmujer

El exboxeador afirma que no guarda ningún tipo de rencor al famoso intérprete, pero que en ese instante se encontraba dolido cuando les vio juntos.

El día que Mike Tyson encontró a Brad Pitt con su exmujer

Mike Tyson ha relatado en una entrevista el día que conoció a Brad Pitt, un primer encuentro que casi acaba en una bronca monumental. Los caminos del boxeador y el actor se cruzaron en 1989 cuando el púgil era una auténtica estrella mundial del deporte y Brad aún era un joven actor que estaba abriéndose paso en Hollywood y cuya fama no era ni mucho menos la que hoy por hoy le ha encumbrado como una leyenda viviente del cine.

El exboxeador estadounidense Mike Tyson relató en una entrevista con The Real la vez en que vio a su exesposa, la actriz Robin Givens, junto a Brad Pitt. Esto, ocurrió a finales de los 80 mientras ambos mantenían el proceso de divorcio, pero seguían quedando para mantener relaciones sexuales: "Tenía que ir a la oficina de mi abogado, pero quise pasar por la casa de Robin por un ‘rapidito’. Qué puedo decir, yo era joven y la extrañaba”, empezó a relatar el exboxeador.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Brad Pitt (@bradpittofflcial) el

Mike llegó al domicilio de Robin, pero al ver que no había nadie en casa decidió marcharse, pero en ese preciso instante llegaba su exmujer de la mano de Brad Pitt: "Yo estaba en un coma emocional. Habían tomado mi corazón y lo aplastaron, todo eso me dejó completamente abrumado. No tenía energías para pelear ni nada", comentó sobre lo ocurrido.

Reacción de Brad Pitt

Según contó Mike, Brad nada más verle le rogó que no le pegara: "Brad debía estar borracho o algo, me imploraba que no le pegara y me decía que solo estaban repasando un guion”, apuntó. A pesar de que no fue la mejor manera de conocerle el púgil reconoció que el actor “le pareció un tipo amigable”.

Asimismo, el excampeón del mundo de los pesos pesados sostiene que no guarda ningún tipo de rencor al intérprete de Oklahoma: "No estoy enfadado con Brad, de ninguna manera. Claramente no le guardo rencor porque, si así fuese, ya no estaría vivo”, sentenció entre risas.