TELEVISIÓN

Pablo Motos pide que los políticos aprendan "de los peces blancos"

El presentador inició ayer 'El Hormiguero' con un discurso que se salió de lo habitual, y en el que se mostró muy crítico con la gestión de la crisis.

Pablo Motos pide que los políticos aprendan "de los peces blancos"

La pandemia del coronavirus ha modificado totalmente, en espacio de solo pocas semanas, nuestras vidas. Tanto las grandes estructuras de nuestra sociedad como el día a día de los individuos se han visto drásticamente modificados debido a las estrictas medidas acuñadas en el estado de alarma para tratar de frenar la extensión del virus.

Y hay pocos a los que no les esté afectando tanto cambio. De hecho, la actual crisis ha conseguido lo impensable: que 'El Hormiguero', el programa más simpático de Antena 3 que se caracteriza por su continua apuesta por la diversión y el buen rollo, haya dejado momentáneamente de lado su derroche de humor para adoptar un tono más serio. Y es que Pablo Motos decidió empezar el programa de ayer con un monólogo en el que, en vez de las habituales palabras de ánimo con las que recibe a la audiencia, se mostró muy crítico con los políticos.

El presentador decidió apoyar su discurso en una metáfora que está dando mucho que hablar: comparó la gestión política de la crisis con el comportamiento de los peces blancos. Y la primera no salía demasiado bien parada. Motos explicó que estos peces son animales "muy chiquititos que viven en bancos y cuando son atacados se mueven todos a la vez simulando la silueta de un escualo con la boca abierta, girada hacia el pez que les está atacando, y el agresor se va". Una forma de intimidar al enemigo que consiguen gracias a su labor conjunta.

Así lo detallaba Motos en profundidad: "Los pececitos se mueven verdaderamente todos a un mismo tiempo, todos a la vez, como si fueran una sola persona. No hay tiempo para transmitir las órdenes, pero cada pececito sabe en todo momento en qué parte del escualo tiene que estar. Este misterio de la naturaleza demuestra lo bien que funciona el trabajo en equipo cuando el enemigo es grande. ¿Sabéis por qué? Porque no hay egoístas, no hay ningún pez que diga no querer estar en la cola porque quiere estar en la boca".

Sin dar nunca nombres concretos, pero refiriéndose implícitamente tanto al Gobierno como a la oposición, el presentador concluyó con la siguiente reflexión: "Me pregunto si los políticos podían aprender de los peces. Porque los españoles hemos cambiado nuestra vida entera y hemos cedido hasta en lo más doloroso para trabajar en equipo. ¿De verdad los políticos no vais a estar a la altura para trabajar en equipo y que muera menos gente?".

Motos quiso recordar también que las claves de un trabajo en equipo "de verdad" son "la propuesta honesta, sin politiqueo, respeto al adversario y la voluntad de que gane la mejor idea, no la que dice el que manda y más si el que manda lleva ya muchos errores cometidos". El presentador zanjó su discurso pidiendo a los políticos que se pusieran "en nuestra piel" y que olvidaran "los egoísmos". "Sed un buen pez en el lugar que os toque", concluyó.