REESTRUCTURACIÓN

Los centros comerciales que El Corte Inglés va a cerrar

La empresa planea una reestructuración de hasta 25 locales que generan pérdidas desde comienzos de la crisis, siendo 15 los obligados a cerrar.

el corte ingles cierre 25 centros comerciales

Se vienen tiempos de cambio en El Corte Inglés, y es que Marta Álvarez Gail y Víctor del Pozo -presidenta y consejero de la empresa- han decidido llevar a cabo una auténtica revolución en sus tiendas. Según informa El Confidencial, la empresa ha decidido iniciar una reestructuración que supondrá la venta, cierre o transformación de hasta 25 centros comerciales.

15 centros cerrarán

De estos 25 centros comerciales en los que El Corte Inglés ha decidido intervenir, se ha conocido que serán 15 los que próximamente cierren sus tiendas:

Establecimientos del Corte Inglés que van a cerrar

  • Arroyomolinos (Comunidad de Madrid)
  • Arapiles (Comunidad de Madrid)
  • Guadalajara
  • Albacete
  • Ademuz (Valencia)
  • Constitución (Valladolid)
  • El Capricho (Marbella)
  • Marineda (A Coruña)
  • El Tiro (Murcia)
  • Costa Mijas (Málaga)
  • Meridiana (Barcelona)
  • Myrtea (Murcia)
  • Sevilla Este
  • Vista Alegre (Madrid)
  • Leganés (Madrid)

Con esta revolución, El Corte Inglés planea cambios en 1 de cada 4 de sus locales en centros comerciales, teniendo como objetivo remediar aquellos puntos que dan pérdidas recurrentes al grupo y que abrieron durante la etapa del anterior presidente, Isidoro Álvarez -fallecido en 2014-, antes de la crisis.

De hecho, estos centros conseguirían en los últimos tiempos cubrir sus gastos gracias a la intervención del consejero Víctor del Pozo, aunque lo cierto es que volverían a reflejarse números rojos debido a los costes corporativos, amortizaciones y deterioro de mercancías.

Varios locales cerraron el año pasado

El inicio de esta 'revolución' comenzaría ya el año pasado, cuando El Corte Inglés decidió poner fin a los locales de Los Arcos (Sevilla) y Bahía Sur (Cádiz) por su mal funcionamiento, obteniendo una cifra de 37 millones de euros por la venta de éstos. Además, también cerró su local del centro comercial Modoo en Oviedo y ha procedido a la venta del centro de la plaza de Francesc Macià en Barcelona.

Los otros centros en los que habrá intervención

Uno de los locales de El Corte Inglés que cerrará es el de Can Dragó, en Barcelona, que pasará a ser las oficinas centrales de la empresa en la capital catalana. La actual sede se convertirá en un espacio en el que se reúnan desarrolladores de proyectos. No será el único que cambiará de uso, ya que también se habría rehabilitado uno en Zaragoza que adoptará el formato outlet. Otro que no ha terminado de dar el resultado deseado por la empresa es el de la calle Serrano de Madrid, donde la decisión permanece a la espera de la finalización del alquiler.

No solo las medidas de esta reestructuración pasan por el cierre o el cambio de formato, sino que hay una decena de tiendas en las que El Corte Inglés aplicará una reducción de los espacios. Es el caso de Éibar, Cartagena, Elche, Linares (Jaén), Algeciras, El Ejido, Jerez, Talavera y Parquesur (Leganés). En cuanto a Burgos, el grupo se mantiene a la espera de la construcción de rotondas que den acceso al nuevo Parque Burgos.

Elevados costes de despido

La razón por la que El Corte Inglés opta por estas medidas y no por el cierre de todas ellas es el personal. Tres millones de euros sería el precio que tendría que pagar la empresa por cerrar uno de estos centros que cuenta con alrededor de 300 personas en su plantilla y unos 10 años de antigüedad. En esta ‘revolución’, no se esperan despidos, sino que se pretende incluso incorporar a aquellos trabajadores excedentarios.

Desde El Corte Inglés no consideran un problema la reubicación de hasta 8.000 empleados que podrían verse afectados durante el proceso, puesto que se tendrá en cuenta la salida de trabajadores que próximamente alcancen la edad de jubilación.