REDES SOCIALES

El hijo de Guti y Arancha de Benito cumple 18 años

El benjamín de la expareja alcanza la mayoría de edad y su madre le ha querido dedicar un cariñoso y emotivo mensaje.

El hijo de Guti y Arancha de Benito cumple 18 años

El matrimonio formado por el exfutbolista y entrenador José María Gutiérrez, 'Guti', y la presentadora Arancha de Benito se terminó definitivamente en 2009 tras diez años de relación (con unas cuantas idas y venidas de por medio) y dos hijos en común: Zayra, de 19 años de edad, y Aitor, que cumplió ayer, 20 de enero, los 18.

Y tal y como pasó con la primogénita del exmatrimonio cuando alcanzó la mayoría de edad, ya no es necesario que se oculte, amparado por la Ley del menor, el aspecto de su segundo hijo cuando se exponga públicamente en los medios. Y pese a que Arancha de Benito ya había compartido algunas imágenes de Aitor en su perfil de Instagram, ahora, con motivo de su cumpleaños, ha querido hacer una 'presentación oficial' en redes del adolescente.

Lo ha hecho de mano de una fotografía y de un sentido mensaje cargado de cariño y orgullo de madre. La instantánea parece corresponder a la propia fiesta de celebración del aniversario de Aitor, y en ella se puede ver a madre e hijo ante un fondo en el que aparecen fotografías impresas de la niñez del segundo y repetida muchas veces, la frase "Felicidades Aitor". Además, ambos posan al lado de un gigantesco número 18 hinchable y varios globos. Aitor, que ya es más alto que su madre, aparece con traje y corbata mirando con semblante serio hacia la cámara.

"Ayer cumplías tu mayoría de edad, tus ansiados 18!!", escribió junto a la imagen la exesposa de Guti, "no me he dado cuenta del paso del tiempo, que rapidez!! Te miro y veo a un proyecto de hombre, con sus ideas rebeldes, en plena aborrescecia y evolucionando con la vida felizmente. Me pareces tan bonito, tan perfecto, tan inocente. Crees saber casi todo, pero te tropezarás muchas veces y te levantarás habiendo aprendido algo positivo".

Además de la felicitación y los amorosos adjetivos con los que ha buscado describirle, el mensaje de Arancha también está cargado de nostalgia y de recuerdos: "Era más fácil cuando te llevaba a pasear al parque, te dejaba jugando en la arena, te observaba mientras dabas patadas al balón... y yo te observaba desde mi banco sentada sin quitarte la vista de encima ..."

En la última parte, la exmujer de Guti abandona la añoranza para hacer una despedida en la que reafirma su apoyo incondicional a su hijo y le anima en su nueva trayectoria como adulto: "Ahora eres casi un hombre y tengo más miedo que cuando eras un peque, porque ya no te llevo de la mano, ni en brazos, ahora tienes que levantar el vuelo, encontrar tu sitio, tu camino. Quiero que sepas que me tienes aquí, que siempre me tendrás, cuando me necesites estaré dispuesta a escucharte, que cuentes conmigo, te ayudaré en lo que pueda y queriéndote más que a mi propia vida".

Arancha remató sus bonitas palabras con los hashtags #amorinfinito, #mayoriadeedad y #eltiempovuela. Solo unas horas antes, había compartido en su cuenta una galería de fotografías de Aitor a lo largo de los años, desde que era tan solo un bebé hasta la actualidad. "Si hay algo por lo que quiero vivir eternamente... es por seguir acompañándote y amándote incondicionalmente. Gracias por elegirme. Felices 18 Tuchy", escribió entonces.

El joven adulto inicia así su siguiente fase vital bien arropado por el apoyo de los suyos. Poco se sabe todavía de qué camino profesional le gustaría emprender a Aitor, que en su cuenta de Instagram (privada), cosecha más de 12.000 seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de José María Gutiérrez Hernández (@guty14haz) el

Aitor es el primero de los dos hijos varones que tiene Guti, que también es padre de otro niño, Enzo, con su actual pareja, Romina Belluscio. Precisamente, hace solo una semana, el exfutbolista celebraba el séptimo cumpleaños del pequeño en Almería y compartió en Instagram una foto de la velada y unas breves palabras en las que se refería a su retoño con la argentina como "nuestro pequeño milagro".