PREMIER LEAGUE

El Adama Traoré más íntimo: futuro como traductor, las pesas y un viaje que le cambió

El futbolista es una de las auténticas sensaciones de la Premier League gracias a una potencia y una verticalidad que han enamorado a Klopp o a Mourinho.

Adama Traoré se ha convertido en una de las grandes sensaciones de la Premier League, un portento físico que derrocha potencia y verticalidad con la camiseta del Wolverhampton y que ha enamorado ya a seguidores, a Klopp, a Mourinho y muchos más. Nacido en Barcelona hace 23 años, ha sido llamado para la Selección Española y se está abriendo hueco entre los mejores de la liga inglesa, pero si quisiera también podría dedicarse a ser traductor.

En una entrevista para Daily Mail, Adama ha confesado que habla seis idiomas, lo que ha provocado que le hagan bromas sobre una posible carrera como intérprete cuando deje el fútbol. Habla con fluidez español, inglés, catalán, francés, portugués y bambara, un idioma nacional de Malí que ha aprendido gracias a sus padres. "Los uso bastante y la gente me dice que podría ser traductor. Solo necesito aprender chino y eso es todo, ya terminé", comentó entre risas.

Ver esta publicación en Instagram

🐺

Una publicación compartida de Adama Traore Diarra (@adamatrd37) el

La espectacular anatomía de Traoré, y su afán por ir directo hacia la portería rival, hacen que sea el objetivo de aquellos jugadores rivales más duros. No obstante, el futbolista entiende que es parte del juego y sobre todo de su fútbol, por lo que no se estresa. "Pueden pensar: 'Si lo pateamos un poco tal vez se enoje', y la mayoría de las veces eso se puede usar en tu contra", explicó.

Su físico es una de sus grandes armas e incluso quisieron reclutarle para la NFL cuando todavía era un joven que quería triunfar en el Barcelona. "Cuando estaba allí, mi entrenador personal en ese momento me dijo que tenía un amigo de los Estados Unidos. Dijo que por qué no ir allí y hacer las pruebas que hacen los equipos de la NFL", confesó, pero finalmente declinó la oferta para cumplir con su sueño de ser futbolista. No obstante, quiso aclarar que no levanta pesas en el gimnasio: "Es difícil de creer, pero no hago pesas. Es genético. Hago ejercicio, pero gano masa rápidamente", explicó. Cabe señalar que hace unos días se hizo viral un vídeo suyo haciendo deporte que explica la figura del extremo.

Ver esta publicación en Instagram

The real man put he self in work when no one is watching . Only 🙏🏾🤲🏾.

Una publicación compartida de Adama Traore Diarra (@adamatrd37) el

El viaje a Malí de niño que le cambió la vida

La llegada a la Premier para Adama Traoré no fue sencilla, porque dejó atrás la buena temperatura de España, no hablaba inglés con fluidez y además tuvo algunas lesiones. Trabajó y trabajó y su carrera se encuentra en un momento claramente ascendente, lo que no impide que tenga en cuenta la perspectiva y recuerde los esfuerzos de sus padres para que pudiera llevar la vida que hoy disfruta.

"Mis padres y tíos tenían una vida difícil y solían decirme lo duro que tenían que trabajar (para construir una vida en España). Un momento que cambió mi mentalidad fue la primera vez que fui a Mali cuando tenía seis años. Poco después de ese viaje, el Barcelona me firmó, pero cuando estuve allí vi a niños como yo, de seis años, que no tenían zapatos, mientras que yo tuve la oportunidad de cumplir mi sueño. Me sorprendió. Tenía seis años y no entendía. No éramos una familia rica, pero siempre tenía zapatos, ropa, comida en la mesa. ¿Por qué tenía esas cosas y otros no?", lamentó.

"Ir a Malí y ver a los niños allí como yo, pero en otra situación, me hizo comprender que tenía que trabajar duro y que algún día también devolvería algo", concluyó.