TENIS

Naomi Osaka cuenta cómo "casi muere" durante sus vacaciones en el Caribe

La japonesa, que ya ha estrenado la temporada en el Torneo de Brisbane, ha narrado su turbulenta escapada a las Islas Turcas y Caicos.

Naomi Osaka cuenta cómo "casi muere" durante sus vacaciones en el Caribe

Convertirse en toda una estrella del tenis internacional a una edad relativamente temprana implica que gran parte de la adolescencia quede sepultada bajo compromisos profesionales y exigentes calendarios de entrenamiento y competición. Naomi Osaka, la actual número 4 de la WTA, no había podido irse de vacaciones en su vida. Y cuando finalmente lo ha hecho, ha vivido un episodio bastante escalofriante.

Ver esta publicación en Instagram

wanna dance?

Una publicación compartida de 大坂なおみ (@naomiosaka) el

La joven tenista nipona, que se encuentra disputando estos días el Torneo de Brisbane (hoy se ha clasificado para pasar a octavos de final tras vencer a la griega Maria Sakkari), ha relatado en una charla con la página oficial de la WTA cómo fueron sus primeras vacaciones, hace solo unos meses, durante las que viajó en compañía de su hermana a las Islas Turcas y Caicos. Allí, ambas disfrutaron de muchos planes y actividades, entre ellos, los deportes acuáticos.

Osaka inició la anécdota reconociendo que al final, la escapada había sido "muy divertida", pese a que "casi muere" haciendo paddle-board. Así comenzó su narración la deportista: "Yo nunca había hecho paddle-board. No me gusta el océano para eso. Me gusta ser capaz de ver lo que me está pasando. Así que fuimos a hacer paddle-board al lado de la casa. Hasta ahí bien. Era precioso. Hacía un día precioso. Vi estrellas de mar".

Ver esta publicación en Instagram

☀️day

Una publicación compartida de 大坂なおみ (@naomiosaka) el

Lo idílico del comienzo, sin embargo, se resquebrajó pronto: "De repente nos metimos en una corriente y empecé a asustarme, porque la casa comenzó a alejarse", contó la tenista antes de explicar que su hermana le recomendó que "se dejaran llevar", pese a que cada vez se separaban más y más de la costa y el agua empezó a "oscurecerse". Para colmo de males, Osaka ha admitido en la entrevista que "no se le da tan bien nadar".

El momento culmen llegó a continuación: "Me caí al agua y me puse a pensar en todos los tiburones del Caribe y empecé a gritar a mi hermana 'Si me muero, será tu culpa, vas a tener que decirle a mamá cómo he muerto en las Islas Turcas y Caicos'". Y pese a referirse a estos hechos haciendo gala de humor, Osaka confesó que entonces llegó incluso a llorar debido al susto, y antes de que pudiera conseguir subirse de vuelta a la tabla.

Ver esta publicación en Instagram

☀️🌊

Una publicación compartida de 大坂なおみ (@naomiosaka) el

Pese a la caída y su estado comocionado, la hermana de la japonesa se reservaba un golpe maestro final para 'redondear' la terrorífica experiencia de Osaka: "Decidió ponerse a decir que estaba viendo un tiburón. Así que yo me puse a gritar y llorar, y eso que estaba bien. Pero en ese momento simplemente pensé: 'no quiero morir así'. Sí, ese es el final de la historia", concluyó la tenista, que tras esta experiencia, tal vez se piense dos veces lo de volver a cogerse vacaciones.