ELECCIONES GENERALES

Presidentes de Mesa Electoral: funciones, requisitos y horarios

Las funciones de los presidentes de Mesa y sus vocales aún son desconocidas para muchos españoles que no saben por qué son elegidos

presidente mesa electoral
Alberto Estévez EFE

Este domingo 10 de noviembre España vive unas nuevas elecciones para elegir el Presidente del Gobierno y del Senado. Miles de españoles tendrán que vivir la jornada electoral desde una mesa bien como presidente o como vocal, una función de la cual ya habrán sido notificados hace unas semanas.

Sin embargo, muchos españoles a los que no les ha tocado asumir ninguna de estas funciones desconocen qué es lo que realmente conlleva ser elegido y, por tanto, pasarse todo el domingo electoral recogiendo votos hasta que las autoridades se lleven las urnas.

Sigue la última hora de las elecciones generales en directo

En el caso de que te haya tocado ser presidente de una Mesa Electoral y sea la primera vez que lo vayas a hacer, debes saber varias cosas. En primer lugar, que has resultado elegido entre los muchos españoles que pueden votar y que lo hacen en la misma mesa que tú, al igual que los vocales y los correspondientes suplentes.

Si has resultado elegido como presidente de una Mesa Electoral, ha sido porque entras dentro del sorteo de personas que, además de encontrarse entre los 18 y los 65 años de edad, sabes leer, tienes un título de Bachiller o de Formación Profesional de segundo grado o, subsidiariamente, de Graduado Escolar o equivalente. Esta es la principal razón por la que has resultado elegido.

¿Qué debe hacer un presidente de mesa?

Lo primero de todo, no faltar, a no ser que ya hayas avisado de tu ausencia una semana antes y hayan aceptado tu justificación. En caso contrario, debes saber que en caso de que un presidente de Mesa no se presente, puede ser multado con casi 3.000 euros y los costes del consecuente juicio. Por ello, el presidente de Mesa, así como los vocales y suplentes, deben reunirse en el local electoral a las 8 de la mañana del día de las elecciones.

En caso de que hayan acudido tanto el presidente y los vocales, los suplentes pueden irse a casa. En esta reunión previa al inicio de las votaciones, el presidente de la Mesa, acompañado de los vocales, debe comprobar que dispone de todo el material necesario para las votaciones (las urnas, una cabina de votación, los sobres y papeletas, las listas de censo, el acta de constitución de la mesa, el acta de escrutinio, el acta de sesión, la lista de votantes, los certificados de votación, la plantilla auxiliar, las copias del nombramiento de interventores e interventoras y los sobres y recibos de entrega). En caso de que alguno de estos elementos falte, el presidente debe avisar a la Junta Electoral de Zona.

Suponiendo que vaya todo bien y no falte nada, entre las 8 y las 8:30 de la mañana, se deben presentar en la Mesa Electoral los interventores mostrando su acreditación al presidente. Una vez está todo correcto, se forma la Mesa Electoral, escribiendo el presidente el acta de constitución de la misma y firmándola los miembros.

Inicio de la votación

Una vez lleguen las 9 de la mañana, es el presidente de la Mesa Electoral el encargado de decir que empieza la votación, pudiendo ya votar quien así haya decidido hacerlo a primera hora de la mañana. El presidente, además, es a quien deben dirigirse los votantes diciéndole el nombre y apellidos así como su documento de identificación. El siguiente paso que debe dar el presidente es el de coger los sobres diciendo el nombre del votante para que lo apunten los vocales y dejar que la persona en cuestión introduzca la papeleta en la urna correspondiente.

También le corresponde al presidente de la Mesa Electoral avisar a la Junta Electoral de Zona en caso de que falten papeletas para que éstos traigan más si fuera necesario. Esto es importante ya que podría llegar a suspenderse la votación en caso de que una Mesa pase más de una hora sin papeletas.

Fin de la votación

Al igual que al inicio de la votación, es el presidente de la Mesa Electoral el que anuncia que se ha terminado el tiempo para votar a las 20 horas de la tarde. Una vez finalizado el tiempo, introduce las papeletas correspondientes a los votos por correo en las urnas, comprobando a su vez los vocales que efectivamente las personas que han ejercido su voto por correo figuran en las listas de la Mesa. Por supuesto, una vez finalizado este proceso, llega el momento para que ejerzan su derecho a voto el presidente de la Mesa, los vocales e interventores, firmando la lista de votantes.

Una vez finalizado este proceso también, se procede al recuento de votos de la siguiente manera. Primero se cuentan las papeletas para el Congreso de los Diputados y después para el Senado. Es el presidente de cada Mesa Electoral el encargado de abrir los sobres y leer las papeletas en voz alta, comprobándose después que el número de sobres corresponde con el del número de votantes.

El presidente es además el encargado de preguntar si hay alguna protesta o reclamación, votándose en caso de haberla y haciendo lo que decida la mayoría. Posteriormente, el presidente dice el resultado, los votos a cada partido, los votantes y los votos nulos o en blanco.

El último paso que debe hacerse es el de escribir el acta de escrutinio y el acta de la sesión, entregándose posteriormente los documentos a las autoridades. El presidente de la Mesa Electoral, es acompañado por la Policía o Guardia Civil presente en el local electoral al juzgado para hacer entrega de los documentos utilizados así como del acta de constitución de la Mesa Electoral. El acta de la sesión lo recoge un empleado de Correos en manos de uno de los vocales.