OLA DE ROBOS

Alice Campello habla del asalto: "No podía ni lavarme la cara, creía que había alguien detrás"

La modelo italiana ha reconocido cómo fueron esos días del pasado mes de junio cuando unos asaltantes entraron a robar con ellos dentro

Alice Campello habla del asalto: "No podía ni lavarme la cara, creía que había alguien detrás"

Los robos en casas de futbolistas se han convertido en una noticia habitual durante el último año después de que varias bandas organizadas aprovechen la ausencia de los futbolistas en sus domicilios para entrar y llevarse todos los objetos de valor que puedan. Álvaro Morata fue una de las víctimas del pasado verano y Alice Campello ha hablado por primera vez del mismo.

El procedimiento habitual de estas bandas suele ser el mismo y es que aprovechan que los jugadores y las familias están en los estadios viendo el partido para asaltar las casas en las que normalmente no suele haber nadie. Sin embargo, el caso de Morata fue uno de los pocos que sí tenía a su familia dentro. Concretamente durante el asalto se encontraban su mujer, Alice Campello y sus hijos, resultando todos ellos ilesos del incidente aunque con un susto muy considerable.

Ver esta publicación en Instagram

Sois lo mejor que existe en este mundo 🌎 ❤️👌🏻🙏

Una publicación compartida de Álvaro Morata (@alvaromorata) el

La modelo italiana reconoció este jueves en el informativo de 'Deportes Cuatro' el miedo que sufre desde entonces en su propio domicilio: "Esos días fueron muy duros. No podía ni lavarme la cara porque pensaba que tenía a alguien detrás. Es como... duro".

Morata se encontraba concentrado con la Selección

Este robo se produjo durante la fecha FIFA que tuvo lugar a comienzos del pasado mes de junio, cuando Álvaro Morata se encontraba concentrado con la Selección Española para medirse a las Islas Feroe. Durante la concentración también se pronunció al respecto de este robo diciendo que "no le deseo a nadie que pase esto estando su familia dentro".

Los asaltantes entraron en su domicilio con armas de fuego y encontrándose, como decimos, la familia del delantero en su interior. La policía llegó en el momento del robo aunque los miembros de la banda consiguieron escapar con varios objetos de un gran valor económico y sentimental.