UNA ÉPOCA OSCURA

Robbie Williams confiesa que las drogas le llevaron a pensar en suicidarse

El cantante, muy creyente de los fenómenos paranormales, ha recordado la época en la que la cocaína y las paranoias eran una constante en su vida.

Robbie Williams confiesa que las drogas le llevaron a pensar en suicidarse

La relación de Robbie Williams con lo sobrenatural es de sobras conocida. El cantante ha hablado repetidas veces del impacto que han tenido en su vida experiencias y sucesos relacionados con el 'más allá' y los OVNIS o con su capacidad para ver o hablar con muertos. Y en una entrevista reciente concedida al podcast 'Alien Nation', el cantante llegó incluso a confesar que contrató seguridad 24 horas por el miedo que sufría a que le atacaran los alienígenas.

 Ahora, nuevas declaraciones de esa entrevista han salido a la luz, y en ellas el artista reconoce que durante un período turbulento en otra de las 'casas malditas' en las que residió un tiempo, sus excesos con la cocaína y la energía "oscura" del domicilio le llevaron a sopesar el suicidio. El lugar al que se refiere el cantante se encontraba en Primrose Hill, en North London, donde convivía con una exnovia.

"Consumía mucha coca entonces", ha relatado Williams, "podía estar en la casa y escuchar pasos subiendo por las escaleras. Con el tiempo se volvió peor y ella (refiriéndose a su expareja) pensaba que era su abuelo". Además, el estado de pánico y confusión en el que vivió el intérprete aquel tiempo no se limitaba exclusivamente a los ratos en los que se encontraba en la casa, pues detectaba esa presencia fantasmal en todo momento: "me metía en el coche y aquello, fuera lo que fuera, saltaba a la parte de atrás. Después de dos meses, no podía soportarlo más. Pensé que si eso continuaba conmigo iba a acabar suicidándome".

Ver esta publicación en Instagram

Thank you Vegas. Latest episode of Vloggie Williams on YouTube now x

Una publicación compartida de Robbie Williams (@robbiewilliams) el

El cantante se refirió también a una mañana en la que despertó y se encontró una niebla oscura a los pies de su cama. La situación llegó hasta tal punto que terminó diciéndole a su exnovia que se marchaba: "Yo me voy ya, ¿vienes conmigo?", cuenta que le preguntó. Williams narró también que se trasladaron al Swiss Cottage Marriott hotel y que allí, explicándole a su agente las razones de su 'mudanza' volvió a insistir en el hecho de que, de haberse quedado, se habría suicidado.

La actual esposa de Williams, la actriz Ayda Field ya había confesado también en el programa televisivo en el que colaboraba,'Loose Women', la lucha del cantante contras las tentaciones suicidas. Field aludió a la época en la que Williams formaba parte todavía de la boy band Take that. "Hubo un momento de su vida en el que pensaba que la vida se iba acabar y que él no podía existir más allá. Hay maneras de salir del paso y venir al otro lado. Pero conlleva mucha fuerza", afirmó la mujer del intérprete.