VUELVE A LA CARGA

Pamela Anderson acusa a Adil Rami de haberle roto las manos con un vídeo

La actriz ha explicado en que consistió esta supuesta agresión así como otras formas en las que el futbolista le habría maltratado.

Imágenes de la actriz y activista canadiense Pamela Anderson posando y del futbolista francés Adil Rami con la camiseta del Olympique de Marsella. Fotos Instagram
Fotos Instagram

Pamela Anderson (51) anunció su el final de su relación con Adil Rami (33) el martes de la semana pasada vertiendo graves acusaciones sobre él que convirtieron su ruptura en un escándalo y que presagiaban que la cosa no se iba quedar ni mucho menos ahí.

La actriz le acusó de haber llevado una doble vida y de haberle torturado emocional y físicamente. Se despachó contra él a lo largo de una serie de mensajes de Instagram en los que contó su versión de sus más de dos juntos y le dedicó duros apelativos como "monstruo", "psicópata" o "narcisista". Como es evidente, el futbolista no se quedó callado ante tales acusaciones y salió a su paso este fin de semana, también a través de Instagram, para desmentirlas rotundamente y anunciar que había puesto el tema en manos de sus abogados.

Ahora, ha sido Pamela Anderson la que ha vuelto a contraatacar y ha denunciado una supuesta agresión que sufrió por parte de Adil Rami aportando además varios documentos como prueba: un informe médico, una fotografía de ella en el hospital y un vídeo en el que se ve cómo tratan las lesiones que presuntamente le causó él.

Esta vez ha utilizado su página web, donde también ha escrito unas palabras para explicar en qué consistió esta presunta agresión y ha vuelto a dejar en muy mal lugar al central francés del Olympique de Marsella.

"Cuando me aplastó las manos, especialmente la derecha, hasta que rompérmelas, me tomó seis meses ir al doctor. Les dije que sentía como si fuera artritis (así que esto es lo que anotaron) – (No podía decir al doctor que había sido él el que me hirió), aunque sí se lo conté a su hermana y al conserje del Olympique de Marsella, que me sonsacó lo que realmente ocurrió. La hermana me acaba de decir que sea paciente. Que estaba cambiando. No podía escribir o abrir una botella sin dolor", ha comenzado escribiendo la que fuera una de las protagonistas de 'Los vigilantes de la playa' justo después del vídeo del que os hablábamos.

Pamela Anderson ha continuado explicando las supuestas agresiones que sufrió por parte de Adil Rami y dando otros detalles de su supuesto comportamiento hacia ella que incluyen una amenaza muy reciente:

Las supuestas formas que tenía Rami de maltratarla: "Me lastimaría de un modo que no se pudiera ver. Agarrándome bruscamente, intimidándome, sosteniéndome con su fuerza física. No dejándome ir. Quitándome las llaves de mi coche para que no me pudiera mover".

Tacha a Rami de celoso compulsivo y se reafirma en que le fue infiel: "Las mentiras solo eran una pequeña parte de sus tácticas de control. Yo no tenía 'permitido' ir a ningún lugar en el que hubiera hombres. Obviamente eso era imposible así que siempre estaba enfadado, tenía que grabar todo lo que hubiera a mí alrededor, siempre: los coches, las habitaciones de hotel, la mesa de las cenas a las que iba, pero nada era suficiente. Él siempre seguía. Ahora mis sentimientos se confirman. Las personas que son extremadamente celosas son normalmente las que son infieles".

Su respuesta a Rami tras negar que la maltratara: "Ahora él está negando cualquier abuso. Tal vez no entiende lo que es el abuso. No es mi intención hacerle daño. Él solo está enfadado porque la gente lo sepa. No le preocupa haber hecho algo malo (…). No tiene ni idea de lo que es la violencia doméstica. Parece que no es consciente de que el abuso emocional también es violencia".

La reciente amenaza que le habría hecho Rami: "La semana pasada me amenazó con romperme las piernas. Y luego dijo: 'Porque no yo maltrato a las mujeres. Tienes suerte. No eres un hombre".

Cómo estarían ahora mismo las cosas entre ellos: "Todavía no me ha explicado nada mientras me está llamando desde múltiples números y me envía diariamente muchos e-mails. Quiere que regrese a Francia para que podamos hablar y me dijo que tiene pruebas de todo. ¿De qué? No gracias. Finalmente ha aceptado a devolverme mis pertenencias. Y Zuzu (su perro) está a salvo con un amigo que está preparando que vuele de regreso a casa conmigo".