DÍA TRANQUILO

La vuelta a la "normalidad" de Iker Casillas: primer paseo por la playa de Oporto

La vuelta a la "normalidad" de Iker Casillas: primer paseo por la playa de Oporto

Instagram

El portero recibió ayer el alta del hospital tras el infarto sufrido la semana pasada, y hoy ya ha salido a dar una vuelta en compañía de Sara Carbonero.

Después del susto vivido el pasado miércoles por un inesperado infarto de miocardio, Iker Casillas enfrenta ahora una etapa en la que la tranquilidad y el descanso serán esenciales para restablecer su bienestar. Y es que tras cinco días de ingreso en el hospital CUF Porto, el guardameta pudo ayer finalmente regresar a casa para seguir con su recuperación rodeado de los suyos. Y el madrileño, que ha vivido estos días complicados con mucho coraje y agradecimiento por el apoyo recibido, parece dispuesto a retomar una rutina pausada cuanto antes.

Ha sido Sara Carbonero la encargada de compartir hace unas horas desde su cuenta de Instagram unas fotografías que demuestran que Casillas ya ha podido hacer una primera salida ociosa por la ciudad en la que lleva instalado en los últimos años y que ha convertido en un hogar muy querido para él y su familia, donde siempre ha afirmado además encontrarse muy a gusto.

En una de las imágenes subidas por la periodista, el futbolista aparece con gafas de sol, sentado en lo que parece ser una cafetería que da al puerto, en actitud relajada y levantando el pulgar con media sonrisa en su rostro, indicando que todo está bien. Además, Carbonero ha escrito junto a la instantánea unas palabras muy reveladoras: "Bendita normalidad". Y también ha querido acompañar la frase de los hashtags #martesbonitos, #demasiadocorazón, #Porto y #slowlife. Un mensaje que subraya la sosegada mañana que ha podido vivir junto a su pareja tras la tensión de los últimos días.

Ver esta publicación en Instagram

Bendita normalidad . #martesbonitos #demasiadocorazón #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Carbonero también ha colgado en sus storys varios vídeos bucólicos de una de las playas de Oporto, a donde los dos han debido ir a dar un paseo previamente a tomar algo. El lugar parecía muy tranquilo, pues la periodista ha retratado varias panorámicas en las que, aparte de un pescador y algún paseante solitario, apenas se veía a nadie más sobre la arena. En otra de las imágenes, Iker sale apoyado con los brazos sobre un muro y mirando hacia el horizonte marítimo.

En definitiva, parece que la deseada "normalidad" a la que aludía Carbonero comienza a asentarse de nuevo en la vida de la pareja. El portero no pudo detallar del todo en su rueda de prensa al salir del hospital cuánto se va a prolongar su recuperación, pero como él mismo declaró entonces, de momento, "lo importante es que estoy aquí".