UN DIVORCIO REVUELTO

La exesposa de cuatro días de Nicolas Cage le exige una manutención

La exesposa de cuatro días de Nicolas Cage le exige una manutención

Gtres

Erika Koike manifiesta haber perdido oportunidades profesionales debido a su relación con el intérprete, que se casó con ella en Las Vegas estando ebrio.

El último episodio protagonizado por el siempre extravagante Nicolas Cage ya tenía todas las papeletas para ser leído de forma surrealista, pero ahora, lo que parecía una anécdota más en el excéntrico currículum vital del intérprete podría dar paso a un culebrón mayor. El asunto se disparó cuando saltaba a los medios la solicitud que había formalmente interpuesto Cage para anular su matrimonio con su última pareja, a la que había desposado solo cuatro días antes, Erika Koike. Y ahora esta mujer, convertida en un parpadeo en exposa, le está exigiendo una pensión alimenticia.

El inverosímil enlace se produjo en Las Vegas y bañado en generosas dosis de alcohol, como el propio actor reconoció en los documentos en los que exigía la cancelación. "Los dos habían estado bebiendo hasta el punto de la intoxicación" y "él actuó por impulso" son algunos de los estamentos dejados por escrito por el equipo legal de Cage. Al margen de ello, los recién casados protagonizaron a las pocas horas de haber pasado por el altar una escandalosa confrontación a gritos fuera de un casino, lo que no hacía presagiar que su matrimonio hubiera empezado por el buen camino.

Pero la guinda del pastel la ha puesto Koike, que según el portal 'TMZ', ha puesto en marcha el proceso para solicitar una manutención y también exige que su ya exposo corra con la totalidad de sus gastos legales. La maquilladora se excusa en el supuesto hecho de haber perdido oportunidades profesionales por su relación con la estrella de Hollywood, y también en que las declaraciones usadas por este para solicitar la anulación han dañado gravemente su reputación.

Y es que Cage también se refirió a los antecedentes penales de la joven en la solicitud, según ha informado el medio 'The Blast'. El historial delictivo de Koike está marcado por el abuso de la bebida, y en las dos sentencias que tiene registradas se le obligó como parte de la pena a someterse a varios programas de rehabilitación, al margen de servicios a la comunidad.

Cage y Koike llevaban saliendo alrededor del año, y su esperpéntica boda constituye ya la cuarta para el actor. Previamente, el intérprete de 'Leaving Las Vegas' estuvo casado con Patricia Arquette, Lisa Marie Presley (en otro matrimonio relámpago que duró menos de cuatro meses), y Alice King.