Juicio

Mel B acepta pagar 2 millones de euros a la niñera a la que llamó "prostituta"

La cantante de las Spice Girls vuelve a ocupar titulares tras decidir abonar semejante cantidad a Lorraine Gilles para que deje de hablar en el juicio.

Actualizado a
Mel B acepta pagar 2 millones de euros a la niñera a la que llamó "prostituta"

Los escándalos y la polémica no dejan de sobrevolar a las integrantes de las Spice Girls y especialmente a Mel B (43), que en las últimas fechas ocupa titulares prácticamente a diario por los muchos frentes que tiene abiertos. Si a finales del mes pasado sorprendía a todos sus seguidores desvelando una supuesta relación lésbica con Geri Halliwell que ella ha desmentido, ahora aparece en los medios de comunicación tras aceptar pagar 2 millones de euros (1,8 millones de libras) a la niñera a la que llamó "prostituta" y con la que mantuvo un romance durante siete años mientras trabajaba en su domicilio.

El proceso de divorcio de Stephen Belafonte reveló casos de violencia de género y abusos sexuales que la cantante había denunciado, pero también destapó una supuesta historia de amor entre la Spice y la niñera de sus hijos, Lorraine Gilles. Tal y como desvela Daily Mail, durante el matrimonio con el productor ambas mantuvieron una relación de siete años, un romance que habría surgido cuando la trabajadora tenía solo 18 años y mantenían encuentros de índole sexual varias veces a la semana. Su amor fue creciendo y se convirtió en una relación sentimental, motivo por el que fue incluida en el divorcio con Belafonte. Mel B la describió entonces como "prostituta, ladrona de casas y una explotadora en quiebra".

Tras escuchar semejantes acusaciones, Lorraine decidió demandar a la cantante por difamación y presento numerosas pruebas de que el romance había existido realmente, una postura que ha defendido los dos últimos años. Ahora, según apunta The Sun, Mel B se habría cansado de estar continuamente en el foco mediático y habría decidido aceptar de manera extrajudicial el pago de 2 millones de euros para que deje de hablar sobre el tema ante los jueces.

No es el único problema que ha tenido con sus trabajadores

Lorraine Gilles no ha sido la única trabajadora del domicilio con la que Mel B ha tenido problemas. El pasado año, Rusty Updegraff, un niñero que estuvo con ella nueve meses, desveló para Daily Mail que la artista supuestamente maltrataba e insultaba a sus hijas por nimiedades mientras solo pensaba en tener sexo varias veces al día.

"Mel B exhibía sus trofeos sexuales frentes a sus hijas", destacó, añadiendo además que solía recibir la visita de tres hombres al día. De hecho, y siguiendo la información aportada por Updegraff, en una ocasión tuvo que actuar para evitar que un desconocido se llevase a la hija pequeña de la cantante a la ducha.

Todos estos alegatos pueden ser utilizados por Stephen Belafonte en el juicio con una Mel B que no termina de salir de un escándalo y se mete en otro. Estos días, sin ir más lejos, ha regresado a escena unos relatos de su primera biografía en los que desgrana la íntima relación que tenía con Geri Halliwell, yendo incluso en moto junto a ella con los pechos al aire tras haber dormido juntas un sábado por la noche. Toda la polémica está dañando severamente a las Spice Girls y habrá que ver si finalmente realizan la gira de conciertos que iban a realizar en su reencuentro.