POLÉMICA

Ariana Grande acusada de plagio y de apropiación cultural en su última canción

Ariana Grande acusada de plagio y de apropiación cultural en su última canción

El lanzamiento de su nuevo tema, "7 Rings", está causando alegrías y problemas por igual a la artista, que tras un año dramático parece empezar el 2019 con un buen puñado de polémicas paralelas.

Ariana Grande debía estar dándose la enhorabuena este finde por el brutal recibimiento que ha tenido su siguiente sencillo tras "Thank you Next" en las listas de reproducción de todo el mundo. En solo unos días la cantante ha conseguido posicionar su canción en el número 1 global de Spotify con unas cifras despampanantes, e igual alborozo ha despertado en YouTube, donde el videoclip ya cuenta con más de 51 millones de reproducciones. Además, también ha logrado batir el récord de la canción más escuchada en un día en Spotify, con 14,9 millones de escuchas.

Tres raperos la acusan de plagio

Sin embargo, no todo están siendo fuegos artificiales para Ariana, que ha visto su momento de gloria enturbiado por varias controversias distintas gestadas en las redes a lo largo de estos días. La discordia la inició la rapera Princess Nokia a las pocas horas de que el pegadizo tema saliera a la luz. La artista de origen puertorriqueño subía un clip en su cuenta de Twitter en el que se la podía ver escuchando la canción de Ariana y preguntándose en voz alta con sarcasmo: "¿En serio no os resulta familiar? Porque a mí me está sonando mucho a algo, dios mío. ¿No es esa canción que escribí sobre las mujeres de color y su pelo?" Princess Nokia se refería a su propio single "Mine", que coincide temáticamente con el de Ariana. La rapera, no obstante, borró al día siguiente su tuit y no ha vuelto a pronunciarse al respecto.

Pero la cosa ha ido de mal en peor para Ariana, porque enseguida ha aparecido otro personaje para calentar aún más la situación. Soulja Boy ha tomado la plataforma social para continuar con la acusación de plagio desde su propio campo de batalla. Y es que el hip-hopero y productor discográfico, con unas formas bastante crudas, ha tachado a Ariana de copiar su "flow". El rapero además ha exigido que se le dé reconocimiento por inspirar la canción, que clama ser parecida a su "Pretty Boy Swag", y ha terminado llamando abiertamente a Ariana "ladrona".

La estocada final ha llegado desde Instagram y la queja de otro tercer artista, 2 Chainz. Este se ha centrado en señalar con sospecha la personal estética del videoclip de "7 Rings" de la estrella de 25 años, en el que el rosa tiene un papel fundamental. En concreto, el músico encuentra un exceso de similitudes visuales con su producción audiovisual "Door Swangin" y su Pink Trap House, una casa en Atlanta que su equipo y él reformaron para el rodaje y que hace también las veces de centro social.

La otra guerra de Ariana: la controversia racista

En todo este embrollado de declaraciones, Ariana ha levantado otro tumulto aparte por el tipo de respuesta que ha decidido dar a aquellos usuarios que se han lanzado en masa a criticar la apropiación de la cultura afroamericana que supuestamente ha cometido la cantante con la letra de "7 Rings". "Las mujeres blancas hablando de sus pelucas es como vamos a resolver el problema del racismo", posteó la cantante. Un comentario que muchos han calificado de "frívolo" y "denigrante". Y ante tantos vendavales abiertos, Ariana ha optado por disculparse por esto último, en espera de que la tormenta general amaine un poco.