TRASPASA FRONTERAS

Scarlett Johansson protagoniza un escandaloso ataque de furia en Argentina

La actriz Scarlett Johansson en un evento. Foto Facebook

Foto Facebook

La actriz ha visitado el país junto a su novio, Colin Jost, y no pudo evitar perder los nervios contra un grupo de paparazzi.

Scarlett Johansson ha disfrutado estos últimos días de unas vacaciones en Argentina junto a su novio, el comediante de "Saturday Night Live" Colin Jost, en las que han aprovechado para relajarse y desconectar visitando algunos de sus lugares más turísticos y espectaculares. Sin embargo, la tranquilidad de la actriz se vio alterada por un grupo de paparazzi que le hizo perder los nervios y protagonizar un escandaloso ataque de furia que está traspasando fronteras.

La pareja puso pie en suelo argentino el pasado 18 de diciembre y no pudieron evitar que automáticamente se levantara un gran revuelo por su presencia.

Al principio en forma de rumores, por una fotografía en la que se les veía de espaldas a su llegada al aeropuerto Internacional de Ezeiza de Buenos Aires que no tardó en circular en las redes sociales y en convertirse en viral. Y al día siguiente como una confirmación gracias a otra imagen en la que aparece Scarlett Johansson en el restaurante "Las Pizarras" del barrio Palermo de la capital argentina posando junto a una de las cocineras.

Ver esta publicación en Instagram

esta entre nosotres! 😍 #scarlettjohansson #buenosaires #argentina #photo

Una publicación compartida de Emiliano Gabrielloni (@emigabrielloni) el

Después de esto y según informa "Clarín", Scarlett Johansson y Colin Jost pusieron rumbo a El Calafate, en la región de la Patagonia, en un avión privado para disfrutar de un par de días de vacaciones. Allí, acompañados por personal de seguridad, contrataron una excursión exclusiva para recorrer las bondades del Glaciar Perito Moreno y también aprovecharon para navegar por los lagos Argentino y Frías y hacer una excursión a pie por los Bosques de Lengas para ver glaciares y una laguna cubierta de témpanos.

Todo iba bien hasta este lunes, cuando la pareja aterrizó en el aeropuerto Aeroparque de Buenos Aires y a Scarlett Johansson no le sentó nada bien ver que una decena de paparazzi estaba esperando su llegada. Tal y como señala "Clarín", la actriz entró en furia y pegó varios gritos mientras intentaba taparse la cara para que no la reconocieran.

Pero su enfado fue aún mayor cuando en su afán de escaparse, se llevó por delante una puerta de vidrio. El que no perdió la compostura fue su novio, que se mostró más relajado mientras se encargaba de llevar las maletas en un carrito.