DESDE EL PARLAMENTO

Philip Green, dueño de Topshop, acusado de abusos sexuales

Philip Green, dueño de Topshop, acusado de abusos sexuales

INSTAGRAM/CHLOE GREEN

Un parlamentario inglés señala al multimillonario de haber perpetrado abusos y ataques racistas contra trabajadores.

Philip Green es un nuevo nombre en la lista de los hombres poderosos acusados de abusos sexuales. El multimillonario inglés dueño de Topshop ha sido señalado directamente por Peter Hain, (parlamentario de la Cámara de los Lores) tanto de abusos como de ataques racistas a sus trabajadores.

Los hechos se levantaban el miércoles después de que se conociera el caso de un "relevante hombre de negocios" que había sido acusado de tales delitos. La información, publicada por el Daily Telegraph, no revelaba el nombre de Green debido a que el juez que lleva el caso había prohibido dar a conocer su indentidad. Un día después, Hain señalaba directamente a Green.

El parlamentario, ejerciendo su privilegio, explicó que se trataba del multimillonario de 66 años, y expuso que Green había utilziado "acuerdos de confidencialidad" y pagos para ocultar los "repetidos episodios de acoso sexual" y abusos racistas. Rápidamente, la prensa británica se hizo eco de las declaraciones del político laborista, lo que hizo que Green tuviera que emitir un comunicado para desmentir las acusaciones.

Green negó en su comunicado las acusaciones del ya conocido como #MeToo británico. En nombre de su grupo empresarial Arcadia, afirmó que se tomaban "muy en serio las acusaciones y quejas de empleados" y, en caso de producirse, declaró que "se investigan exhaustivamente". Green terminó su comunicado afirmando que las quejas de sus trabajadores se resuelven en algunos casos con acuerdos que "son confidenciales", por lo que descartó "hacer más comentarios sobre ellos".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Chloe green (@chloegreen5) el