TELEVISIÓN

Amaia y Alfred: troleo viral a Pablo Motos en El Hormiguero

Amaia y Alfred: genial troleo a Pablo Motos en El Hormiguero. Foto: Antena 3

Los candidatos de España para Eurovisión 2018 protagonizaron el tercer Hormiguero más visto de la historia del programa
Los mejores regalos para el 14 de febrero

Los concursantes de Operación Triunfo 2017 Alfred y Amaia visitaban ayer El Hormiguero donde se lo pasaban en grande y acababan vacilando al mismísimo Pablo Motos.

Los dos jóvenes, que representarán a España en el Festival de Eurovisión 2018, protagonizaban el momento más divertido de la noche cuando Motos les preguntaba sobre su historia de amor. ”Ya dijimos que no queríamos hablar de esto, ya hemos hablado antes con Jorge [Salvador] que no...”, respondía muy serio Alfred. Con cara de circunstancias Motos intentaba gestionar el mal trago: “bueno, pues hablemos de música”, decía.

Finalmente, Amaia, incapaz de sostener la broma por más tiempo exclamaba “¡Ay! ¡Pobre! ¡Díselo Alfred! No puedo más...” descubriendo así que se trataba de una broma de la que el presentador no sabía nada.

"Esto no se hace", decía aliviado el conductor del extitoso programa de Antena 3 mientras se levantaba y abandonaba el plató entre risas.

El tercer Hormiguero más visto de la historia

Aunque a su llegada al Hormiguero los dos jóvenes se mostraban algo tímidos y la ganadora del talent de TVE avisaba: “he estado mala y me han dado mil cosas para poder cantar hoy”, lo cierto es que se convirtió en el tercer Hormiguero más visto de la historia.

Alfred y Amaia arrasaban con un 19.4% de cuota y 3.983.000 espectadores.

“Hablo y toso, estoy muy nerviosa, pero como es un programa de humor no pasa nada”, decía Amaia entre las risas del público. Los triunfitos hablaron del cariño con el que les ha recibido desde que salieron de la Academia de OT y Alfred aseguraba que “la gente nos está tratando con mucho cariño”.

“Barcelona es guirilandia. Paseamos toda la Rambla hasta abajo y no nos paró nadie, sin embargo en Madrid, en la plaza de España, nos avasallaron”, explicaba al hablar sobre su recién adquirida fama.

"Mi madre está nerviosa, soy un desastre"

La pareja también ha desvelado algunas de las interioridades del concurso:”Si llegabas tarde a una clase te cerraban la puerta”. Al volver a casa lo veíamos todo pequeñito y oscuro” y Amaia aseguraba que “los techos se veían muy bajos”, tras vivir durante tantos meses en un plató de televisión.

La pamplonesa confesaba ser muy desordenada: ”Mi madre está un poco nerviosa porque soy un desastre”, decía. En su última visita a casa, confesaba, se había dejado la cartera y sus padres tuvieron que llamar a Alfred para que regresasen a por la documentación.

Los representantes de Eurovisión, que convierten en oro todo lo que tocan, se despedían del programa entre el cariño del público y del presentador y batiendo el máximo absoluto de audiencia de esta temporada.