EN UNA ENTREVISTA

La viuda de Chris Cornell culpa a su médico de su muerte

Chris Cornell con su mujer, Vicky Cornell. Foto Facebook

Foto Facebook

Vicky Cornell ha asegurado que su marido "no quería morir" y que los medicamentos que le recetaron provocaron su suicidio.

Han pasado nueve meses desde el inesperado y trágico fallecimiento del cantante Chris Cornell a sus 52 años de edad y su familia sigue creyendo que su suicidio no fue voluntario y vino provocado por la medicación que consumía por prescripción médica.

Su viuda, Vicky (Karayiannis) Cornell, ha hablado por primera vez de la muerte de su marido en una entrevista para el programa "Good Morning America" de la ABC y ha dado más detalles de por qué cree que su médico es el culpable de que el cantante de Soundgarden se quitara la vida.

Según ha explicado, un año antes de morir Chris Cornell tuvo dolores en un hombro y le recetaron benzodiacepina para palearlo y ayudarle a dormir, un fuerte analgésico que debían haber supervisado de cerca dado que era un adicto en recuperación.

Vicky ha asegurado que poco después de empezar el tratamiento, aumentó la dosis hasta tomar más de veinte pastillas a la semana y así recayó de su adicción a las drogas. "Se le olvidaban las cosas. El cerebro de alguien que tiene un desorden en el uso de sustancias es diferente de quienes no lo tienen. Él reincidió", afirmó.

"Mi marido era lo opuesto a una estrella del rock yonqui. Era el mejor marido y el mejor padre. Perdí mi alma gemela y al amor de mi vida. Quería estar ahí por su familia, por sus hijos. Amaba su vida, jamás hubiera dejado este mundo", continuó Vicky Cornell.

"¿Crees que la adicción le llevó a hacer lo que hizo esa noche, quitarse la vida?", le preguntó entonces Robin Roberts.

"No creo que él pudiera tomar ninguna decisión por su nivel de discapacidad", respondió la viuda del cantante.

Su sentimiento de culpabilidad y su implicación contra las adicciones

Durante su entrevista, la viuda de Chris Cornell también ha admitido, sin poder evitar emocionarse, que no puede evitar sentirse en parte culpable de la muerte de su marido por no haber reaccionado a las "señales" que dejaban entrever que estaba recayendo en su adicción.

"La gente cree que una adicción es algo como, 'Oh, fuiste un adicto', y no se da cuenta que es una enfermedad, y yo era igual y me siento culpable por ello. Crees que una adicción es una elección y no lo es", ha explicado Vicky Cornell.

Antes de conceder esta entrevista, Vicky Cornell compartió este mensaje en su cuenta de Twitter para decir que espera que compartir su dolor, ayude a otras personas.

"No hay ni un día en el que no piense cómo cambiar de algún modo lo que ocurrió. Nueve meses no marcan diferencia, cada día que pasa quiero y echo más de menos a mi marido. Es un dolor insoportable que el tiempo simplemente no cura. Espero que compartir el mío ayude a otros".

Esta jueves Vicky Cornell ha anunciado que ha dado un paso más y se ha sumado al "Addiction Policy Forum" porque está comprometida en ayudar a otras personas en superar sus adicciones para honrar la memoria de su marido.