Irina Shayk, celosa de Lady Gaga por Bradley Cooper

BESO

Irina Shayk, celosa de Lady Gaga por Bradley Cooper

Irina Shayk, celosa de Lady Gaga por Bradley Cooper

Karwai Tang

WireImage

La prensa norteamericana afirma que la pareja ha tenido su primera crisis tras ser padres por culpa de la cantante y actriz

A finales del pasado mes de marzo, Irina Shayk y Bradley Cooper fueron padres de su primer hijo, aunque lograron mantenerlo en absoluto secreto hasta que el 9 de abril fue filtrado, y dos días después también se supo el nombre y el sexo de su bebé.

Desde entonces, la pareja se ha mantenido bastante alejada de toda exposición mediática, a excepción de un par de fotos en las que la modelo rusa ha demostrado su increíble recuperación tras el parto.

Sin embargo, la nueva situación parece haber cambiado la tranquilidad de la pareja, según afirma la prensa norteamericana, que asegura que han tenido su primera crisis por culpa de los celos de ella.

Los celos de Irina Shayk con Bradley Cooper

En la actualidad, Bradley Cooper se encuentra rodando la película 'Ha nacido una estrella', en la que comparte protagonismo con la polifacética Lady Gaga, que tras probar en la TV con 'American Horror Story' salta al cine con su primer papel principal.

El caso es que, en una de las escenas del rodaje de la película, la pareja artística protagonizó un apasionado beso. Con tan mala suerte que unos paparazzi captaron justo ese momento de la grabación, y las fotos vieron la luz.

Siempre según la prensa norteamericana, Irina Shayk ya estaba molesta con la cercanía de su pareja y Lady Gaga, y esas fotos provocaron un enfado considerable con Bradley Cooper, que llegó a pedir asistir al rodaje del film, con la negativa del actor porque no quería verse cohibido ni que su presencia afectase al rodaje.

Lady Gaga solucionó el conflicto

Al final, el conflicto que se generó fue solucionado personalmente por Lady Gaga, que tomó la determinación de llamar a Irina Shayk y calmar sus ánimos para que la situación no pasase a mayores.

Tras el embrollo, y con la modelo convencida de que Bradley Cooper y Lady Gaga sólo tienen una buena relación por su trabajo profesional, el rodaje siguió su curso sin mayores problemas y la pareja disfruta en privado de su hija, Lea de Seine.

0 Comentarios

Normas Mostrar