ESTADOS UNIDOS

Ronald McDonald, víctima de la ola de payasos diabólicos

La cadena de comida rápida ha anunciado que reducirá las apariciones públicas de su mascota oficial tras la nueva moda que atemoriza el país.

Ronald McDonald en un desfile de acción de gracias de Macy's en Nueva York.
Andres Kudacki AP

Ronald McDonald es el payaso amigable que representa a McDonald’s desde 1963 y una de las mascotas más conocidas a nivel mundial. Sin embargo, sus apariciones públicas van a verse limitadas por el momento por la última moda que atemoriza Estados Unidos, y que comienza a extenderse internacionalmente: los avistamientos de aterradores payasos.

“McDonald's y sus franquicias en el mercado local son conscientes del ambiente actual sobre el avistamiento de payasos en las comunidades y como tal están reflexionando sobre la participación de Ronald McDonald en eventos comunitarios por el momento", ha explicado la portavoz de McDonald's, Terri Hickey, a la CNN.

“Esto no significa que no habrá más apariciones de Ronald McDonald sino que estamos reflexionando en cuanto a la participación de Ronald McDonald en varios eventos de la comunidad en este momento”, puntualizaba la portavoz.

 

¿Cuándo comenzó esta ola?

Tal y como informa ‘Los Angeles Times’, todo comenzó el pasado verano en el estado de Carolina del Sur. Desde entonces, han aparecido muchos más payasos diabólicos, en ocasiones portando algún arma, que pasean a sus anchas y que van sembrando el pánico allá donde van. Uno de estos casos, el de estos dos jóvenes que mostramos el otro día, cuando en su paseo matinal por un bosque se toparon de frente con uno de estos payasos armado con un cuchillo.

Pero hay muchos más como muestra esta recopilación.

Esta moda se ha convertido en un verdadero problema para las autoridades del país, que han recibido numerosas denuncias y que ya han efectuado alguna detención.

Por ello, el propio Stephen King ha querido mandar un mensaje tranquilizador a la sociedad a través de su cuenta de Twitter: “Ey chavales, es hora de calmar la histeria de los payasos. La mayoría de ellos son buenos, alegran a los niños y hacen reír a la gente”, escribía el famoso escritor de libros de terror.

 

¿A qué se debe?

Hay que decir que no es la primera vez que se produce este fenómeno y que en la década de los 80 ya sucedió algo similar en Estados Unidos. A día de hoy se desconoce porque ha vuelto esta peculiar moda y si simplemente se debe a que los que participan en ella lo consideran divertido. Sin embargo, como señala CNN también han surgido varias teorías que apuntan a que se pueda tratar de una estrategia de marketing viral, de la promoción de alguna película o de la inminente llegada de Halloween.