PALMA DE MALLORCA

Confirmado el primer caso de sumisión química por burundanga en España

La mujer, de 36 años, fue drogada por su ex marido que había comprado la escopolamina a través de internet

Actualizado a
Imágen: Josué Goge. Flickr

La revista “Medicina Clínica” ha publicado en su último número un estudio con el primer caso de intoxicación con escopolamina, coloquialmente conocida como burundanga en España.

El suceso ocurrió la pasada primavera en Palma de Mallorca, donde una mujer de 36 años había acudido a urgencias del Hospital Universitario de Son Espases.

Los síntomas

La mujer, que presentaba inestabilidad en la marcha, decía sentirse “obnubilada y confusa” y presentaba un discurso incoherente y las pupilas dilatadas.

En el primer análisis de orina no encontraron ningún rastro de las sustancias que suelen responder a estos síntomas, como pueden ser las anfetaminas, cocaína, cannabis, opiáceos o etanol, entre otros.

Fue la amiga que acompañaba a la mujer la que dijo sospechar que el exmarido de la paciente podría haberle echado algún tipo de sustancia en la bebida, activándose entonces el protocolo de actuación por sumisión química, es decir, de sometimiento de la voluntad a través de estas sustancia.

El protocolo, que se inicia en casos de agresiones sexuales o robos, tampoco dio un resultado positivo. En los análisis de la mujer no existía rastro de las drogas habituales en los casos de sumisión química (hiosciamina, atropina, éxtasis líquido, alpha-PVP, ketamina, metilona, metoxetamina, mefedrona, MDPV o para-metoxi-metanfetamina) y había rechazado un análisis de pelo que ayudaría descartar una administración repetida.

Fueron las llamadas pruebas de cromatografía de gases a espectrometría de masas las que dieron positivo para escopolamina. Esta técnica, poco común y costosa, no está disponible en todos los hospitales.

La escopolamina se encuentra en plantas de la familia de las solanáceas
Ampliar
La escopolamina se encuentra en plantas de la familia de las solanáceas

El jefe de la Unidad de toxicología del Hospital de Son Espases, Bernardino Barceló, señalaba que, este es el único caso existente en la literatura científica y no hay razón para pensar que es una epidemia: “hemos analizado 500 víctimas de una agresión sexual de este tipo y no hemos encontrado escopolamina en ninguna”, decía.

La paciente, que regresó al hospital dos días después para un chequeo médico, explicó que su ex marido había reconocido a la Policía haber sido el autor de la intoxicación, que habría llevado a cabo disolviendo en su bebida escopolamina adquirida por internet. Su intención no era, como sucede en la mayoría de estos casos, agredirla sexualmente sino provocarle un daño físico y psicológico.

Este es el primer caso en España en el que el uso de esta sustancia a quedado demostrado químicamente.

Mitos sobre el burundanga

La escopolamina es una sustancia rodeada de leyendas negras por la dificultad que existe para detectarla. Solo permanece en el cuerpo durante unas seis horas, de manera que, cuando el paciente acude al hospital, ya es demasiado tarde para que sea detectada.

Aunque en Europa y EEUU hay muchos casos confirmados, los mitos que pesan sobre ella, como que elimina la voluntad del sujeto con solo soplársela en la cara o con darle un abrazo, han sido tajantemente negados por expertos médicos como Barceló y Santiago Nogué, Jefe de Toxicología Clínica en el Hospital Clínico de Barcelona.

Los casos de intoxicación por esta sustancia, son muy puntuales. Generalmente se encuetra alcohol y, en menor medida, explica Nogué: "cocaína, cannabis, GHB o benzodiazepinas".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?