Las mejores terrazas de Madrid para pasar el verano

SACA PARTIDO A LA CIUDAD

Las mejores terrazas de Madrid para pasar el verano

Las mejores terrazas de Madrid para pasar el verano

INSTAGRAM

Seleccionamos los lugares imprescindibles en los que combatir las temperaturas de la mejor manera.

Madrid en verano, el que no ha huído a un destino vacacional se resguarda en una terraza esperando que el estío acabe cuanto antes. O al menos debería. Porque las temperaturas a las que acostumbra a vivir instalada la capital en esta época del año dan para poco más. En una ciudad en la que recluirse en casa es el peor de los castigos, avispados e ingeniosos hosteleros deciden sacar sus mejores galas para convertir a Madrid -a falta de mar- en una de las ciudades con más terrazas.

Las hay para todos los gustos: desde las que están a pie de calle hasta en las que contemplar el cielo de la ciudad pasando por jardines, de ambiente chic o las que se visten de bohemia. De entre todas ellas, hemos preparado una selección que no debes perderte.

Café del jardín

Calle de San Mateo, 13. Situado en el Museo del Romanticismo, muy cerca de la parada de metro de Tribunal, el Café del jardín es un lugar al que hay que ir al menos una vez en verano. Perfecto para tomar un café con tarta a media tarde, su pequeño jardín va acorde a la temática del museo. El que lo visita siempre vuelve. Abierto todo el año, de mayo a octubre su horario se extiende de 9:30 a 20:30 a excepción de los domingos, que abre de 10:00 a 15:00 y los lunes, que permanece cerrado.

Comenzamos!! #GardenDJ #Verano en #Madrid con @abelaranamedia

Un vídeo publicado por Cafe Del Jardin (@cafe_del_jardin) el

Terraza de la Casa América

Paseo de Recoletos, 2. Pocos madrileños podían imaginar hace años que el Palacio de Linares, situado frente a la Cibeles y el Palacio de Cibeles, pudiera tener una segunda juventud. Desde su reconversión en la sede de Casa de América, el lugar se ha convertido con el tiempo en uno de los lugares a visitar en la capital. Lo que antaño fue su patio hoy se ha convertido en una de las terrazas más atractivas de la capital. Cócteles y cocina conforman la exquisita carta de un lugar bucólico y de referencia en el verano madrileño

Sky Lounge

Calle Silva, 6. Situada en la planta superior del Hotel Indigo, en la calle Silva, la terraza del Sky Lounge está establecida entre la plaza de Santo Domingo y la Gran Vía, ofreciendo otras vistas privilegiadas de la ciudad. Dividida en una zona de restaurante dedicada a la cocina mediterránea y otra que apuesta por la coctelería, Sky Lounge es una de las grandes opciones para disfrutar de la noche veraniega de la ciudad.

Terraza del Palacio de Cibeles

Plaza de Cibeles, 1. Si la cosa va de alturas, la del Palacio de Cibeles tiene muchos puntos a su favor. Situada en la azotea del edificio, actual sede del Ayuntamiento de Madrid, la terraza cuenta con unas vistas espectaculares de la zona en la que disfrutar de una buena caña y, si surge, hasta de una cena. La entrada cuesta 6 euros que se descuentan de la consumición y cuidado, porque suele estar siempre llena.

El Matadero

Paseo de la Chopera, 14. Referencia en la cultura de Madrid, El Matadero también tiene grandes armas para el verano, incluyendo su terraza. Aunque bajo la luz del sol es preferible pasarse a la cantina, cuando cae la noche es el lugar perfecto para pasar un rato tomando algo mientras se disfruta de alguna de las múltiples actividades existentes dentro de su programación. Además, desde el 29 de julio y hasta el 27 de agosto, y durante los fines de semana, tiene lugar La Plaza en verano, un evento que congrega a diversas bandas con multitud de estilos musicales.

Ensayos del #cabaretrodante de #terrazamatadero

Una foto publicada por @mataderomadrid el

El viajero

Plaza de la Cebada, 11. Inaugurado en 1995, El viajero fue uno de los culpables de que La Latina volviera a estar de moda entre la gente de Madrid. Hoy ejerce de referencia en el barrio y su azotea es uno de los lugares que todo buen conocedor de la ciudad debe haber visitado. Ideal para tomar el café junto a una tarta, por las noches, El viajero llena su carta de cócteles y copas con las que combatir las altas temperaturas. Debes tener en cuenta que los lunes y martes cierra por descanso.

Ha vuelto el #verano?? 🌞🍔🍆🍴🍻 #planeselviajero #lalatina #madrid #comilona #tiempazo

Una foto publicada por elviajeromadrid (@elviajeromadrid) el

Room Mate Óscar

Plaza de Pedro Zerolo, 12. Convertida casa en un clásico, la terraza del hotel Room Mate Óscar es otro de esos lugares a los que acudir al atardecer. Situada en las alturas del edificio. de corte chill rodeado por una piscina, la terraza ofrece una buena carta de bebidas con las que cerrar la jornada inmerso en el relax de su ambientación y vistas.

El paracaidista

Calle de la Palma, 10. Libros, zapatillas, menaje, decoración, productos gourmet... ¿y terraza? Sí, El paracaidista es todo eso y mucho más. Concebido como un multiespacio, se encuentra en pleno barrio de Malasaña y llega a 2016 con un concepto revolucionario en el que cabe todo. Construido bajo los cimientos de un palacio rehabilitado, El paracaidista posee una estupenda terraza de toque desenfadado que le ha convertido en el nuevo sitio al que ir.

Terraza del Reina Sofía

Calle de Santa Isabel, 52. Arzábal regenta la terraza del Museo Reina Sofía. Y es que hoy, más que nunca, los museos se llenan de gastronomía y espectaculares lugares en los que tomar una copa o comer. Tradición, arte y encanto para pasar el verano en un lugar envidiable.

Gymage Lounge Resort

Calle de la Luna, 2. Al igual que El paracaidista y otros tantos, Gymage nació tras la reconstrucción de un edificio abandonado, en este caso el mítico edificio de los cines Luna. Y al igual que El paracaidista solo que unos cuantos años antes, este renacido edificio fue creado para albergar diferentes propuestas, desde una tienda de productos gourmet pasando por un gimnasio o el increíble Gymage Lounge Resort: una terraza chill en lo alto de la plaza de la Luna en la que disfrutar de su piscina, sus comidas y cenas o en la que iniciar la noche de Malasaña y alrededores gracias a su estupendo ambiente.

Mercado de San Antón

Calle de Augusto Figueroa, 4. Si en Madrid proliferan los mercados reconvertidos en lugares de ocio es gracias al éxito que supuso la transformación del de San Antón. Situado en Chueca, el mercado ofrece multitud de propuestas culinarias de las que sabe aprovecharse su terraza, un espacio de 400 metros cuadrados rodeados de una decoración exquisita con zona interior y exterior en las que tomar un cóctel o cenar a base de productos frescos y mucha variedad.

The Hat

Calle Imperial, 9. En pleno centro de Madrid, pegando a la Plaza Mayor, se encuentra el hostal The Hat, un punto de encuentro para "viajeros inteligentes" que guarda un secreto conocido bien por los amantes de los cielos: su terraza. De acceso libre, su aspecto de azotea particular le otorga un encanto especial perfecto para tomar algo a última hora de la tarde.

La terraza de la Casa encendida

Ronda de Valencia, 2. Otro espacio cultural de referencia en la ciudad que también cuenta con terraza. Y espectacular. Su gran tamaño y su decoración ofrecen un lugar de referencia al que acudir con el buen tiempo. De julio a agosto, la Casa encendida organiza La Terraza magnética, una programación destinada al verano en la que tienen lugar conciertos y proyecciones de cine con periodicidad semanal.

Mercado de San Ildefonso

Calle de Fuencarral, 57. Ya sea por ser zona de compras o de paso, Fuencarral es una de las calles más ajetreadas del centro de Madrid. Si lo que necesitas es un respiro y un poco de relax, lo ideal es pasarte por el Mercado de San Ildefonso, situado en la esquina con la calle de Santa Bárbara. Este antiguo mercado de abastos reconvertido en zona gourmet y de ocio posee una terraza por la que merece la pena pasar una buena tarde de verano.

Bosco de lobos

Calle de la Farmacia, 13. Situado en el edificio del Colegio de arquitectos y junto a la piscina de San Antón, Bosco de lobos ofrece otra de las opciones de terrazas más interesantes del centro de la ciudad. Con un diseño vanguardista y con la opción de tomar algo o directamente disfrutar de su cocina italiana, es un lugar ideal para acabar la jornada.

0 Comentarios

Normas Mostrar