Así ha cambiado Europa desde el Mundial de Francia

EUROCOPA 2016

Así ha cambiado Europa desde el Mundial de Francia

Así ha cambiado Europa desde el Mundial de Francia

PAULO WHITAKER

REUTERS

Francia acoge la Eurocopa 18 años después de su gran torneo. Entonces, el Viejo Continente no usaba euros, escuchaba a The Corrs y se reía con Torrente.

Es difícil acordar dónde se encuentra el corazón de Europa. Sí resulta sencillo, al menos, coincidir al escoger la cuna de su espíritu, Francia. El hexágono, poblado por casi 70 millones de personas, recibe a sus hermanos en la decimocuarta edición de la Eurocopa. Es el primer torneo en el que, sin el embrujo de Zidane, la selección gala vuelve a ser favorita. La tropa de Griezmann intentará conquistar el trofeo de un continente que, 18 años después, tiene otra cara.

En 1998, el Stade de France de París vio como Zidane aplastaba a Brasil. Los franceses alcanzaron su cénit futbolístico hace casi dos décadas. Ahora vuelven a acoger otro torneo, de nuevo con la esperanza de levantarlo. La manada de países a la que intentarán derribar ha cambiado más de lo que parece. Absténganse de leer este artículo los nostálgicos y los dados a sentir la vejez a la vuelta de la esquina. Ojo a los datos:

Música: Desatando el iceberg

En 1998, Europa se puso romántica. Celine Dion (canadiense de ascendencia gala que representó a Suiza en Eurovisión) encendía a Leonardo DiCaprio y Kate Winslet con su My heart will go on, en la cresta de la ola tras el triunfo de Titanic un año antes. Los irlandeses The Corss no cambiaban el registro con Only when I sleep, al igual que nuestro Alejandro Sanz y su Corazón partío. Sin embargo, si hay que elegir un himno a 1998, solo puede ser el Desátame de Mónica Naranjo.

Cine: Eterno Torrente

1998 alumbró cintas para el recuerdo, desde la gala El extranjero loco a la británica Lock and Stock. Asimismo, Hollywood nos regaló American History X, Salvar al soldado Ryan y El gran Lebowski. Sin embargo, la película que marcó aquel año fue, al menos en España, Torrente. El brazo tonto de la ley logró la mayor recaudación de la historia del cine patrio, un récord que tan solo consiguió derribar Ocho apellidos vascos.

Cultura popular: Harry Potter y Furor

A dos años del cambio de milenio, la autora J.K. Rowling publicó la segunda parte de Harry Potter. El cuasi comienzo de la saga coincidió con la llegada de Pokemon a Europa, así como los primeros disparos de Snake en el videjouego Metal Gear Solid. Mientras Zidane alzaba el Mundial, Art Attack enseñaba su fórmula mágica (cola y agua) y Furor nos inyectaba la un ritmillo inmortal (Furor, Furor, nana nana nanaaaa) que pervive hasta nuestros días. Por cierto, aquel año nació Google.

Política: Guerra en Yugoslavia

Cuando Francia acogió el Mundial, no había euros. No entraron en curso legal hasta 2002. Además, las fronteras europeas eran distintas; Crimea aún pertenecía a Ucrania y Kosovo no era independiente (sigue sin serlo a los ojos de algunos países). Precisamente de los Cárpatos huían los refugiados de entonces, en una situación parecida a la que ahora sufren los sirios.

La política internacional convulsionó desde nuestro país cuando el juez Baltasar Garzón ordenó la detención del dictador chileno Augusto Pinochet  en Londres. En cuanto a gobernantes, en Francia regía el conservador Chirac (ahora el socialista Hollande), en Alemania el socialista Schröder (ahora la conservadora Merkel) y en España mandaba Aznar.

0 Comentarios

Normas Mostrar