NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | OPEN DE AUSTRALIA

Ocho estadounidenses llegaron a la tercera ronda 27 años después

La cantera americana, influida por el método español, avanza en el cuadro masculino con un grupo joven, variopinto y heterodoxo. Seis representantes en el femenino.

MelbourneActualizado a
Ocho estadounidenses llegaron a la tercera ronda 27 años después
JOEL CARRETTEFE

El tenis estadounidense consiguió colocar a ocho de sus 14 representantes en la tercera ronda del cuadro masculino del Open de Australia por primera vez en 27 años: Mackenzie McDonald, Jenson Brooksby, Michael Mmoh, Ben Shelton, JJ Wolf, Tommy Paul, Frances Tiafoe y Sebastian Korda. No había tantos desde que 1996 alcanzaron esa altura del torneo Sampras, Washington, Chang, Patrick McEnroe, Courier, Martin, Steve Bryan y Agassi. Ahora, un grupo joven (24,07 años de media por los 25,81 de aquellos), variopinto, heterodoxo en cuanto al estilo de juego y físicamente poderoso, asoma la cabeza con capacidad de sorprender incluso a los mejores jugadores del mundo.

El más veterano, McDonald (27 años y 65º), superaba el miércoles con claridad al cabeza de serie número uno, Rafa Nadal, cuando el español se lesionó en el segundo set y ya no pudo hacer nada para remontar. Le caracteriza la paciencia, la estabilidad desde el fondo y las buenas defensas, aunque el jueves falló ante el japonés Yoshihito Nishioka, que está muy en forma.

Al día siguiente Brooksby (22 y 39º), un tenista con unos mecanismos poco estéticos, pero muy efectivos, con inteligencia táctica, ganó en cuatro sets al segundo favorito, Casper Ruud. Se medirá por un puesto en octavos con su compatriota Paul (25 y 35º), un tipo de comportamiento desenfadado en la pista, que juguetea con la raqueta antes de restar, pero es talentoso y estable. El hercúleo y multiétnico Mmoh (25 y 107º), con muy buena educación tenística y de movimientos eléctricos, apeó al finalista del US Open 2020, Alexander Zverev, y se las verá con su paisano Wolf (24 y 77ª), de aspecto retro y estilo peculiar, que pasó por encima del argentino Diego Schwartzman en la segunda ronda.

Shelton (20 años y 95º), campeón universitario el año pasado, es el zurdo del escuadrón americano, también el benjamín, un chico de juego agresivo, se diría que ansioso por cerrar los puntos. Este sábado se mide con el australiano Alexey Popyrin, que eliminó a unas de las puntas de lanza del tenis estadounidense, Taylor Fritz (25 y 9º). Tras el californiano, están Tiafoe (24 y 17º), una bestia parda, con un swing de derecha desbocado, y Korda (24 y 31º), el exponente quizá con más clase de todos, a la usanza europea, quizá por ser hijo del checo Petr, campeón de Grand Slam oceánico en 1998. Este viernes tenían papeletas complicadas, de Guerra Fría, ante los rusos Karen Khachanov y Daniil Medvedev. El primero no superó la prueba después de desperdiciar un 6-1 en el desempate del cuarto set. El segundo lo bordó para abatir al finalista de 2021 y 2022 en tres sets. Por el camino se quedaron otros jóvenes interesantes como Maxime Cressy (25 y 41º) y Brandon Nakashima (21 y 49º), y también tienen proyección Aleksandar Kovacevic, Emilio Nava y Stefan Kozlov.

En el éxito de esta generación con características muy diferentes, que ha relevado a la de John Isner, Sam Querrey y Jack Sock, sacadores grandes con un drive letal, influyó el método español. Lo personificó el extenista José Higueras, dos veces semifinalista de Roland Garros, que trabaja de manera independiente para la USTA, la federación americana, desde 1989, cuando colaboró en la educación de Sampras y Chang. Años más tarde, desde 2008, durante más de una década viajó por todo el país formando a 2.500 entrenadores y a jóvenes promesas, entre los que estaban Reilly Opelka y Paul, entre otros. Toda esta inversión no se ha visto recompensada aún con títulos en Grand Slams y solo Fritz es top-10, de momento. Es el gran pero del tenis USA.

Las chicas, con muchas opciones

Higueras, que cooperó con Patrick McEnroe, también incluyó en el programa de la USTA a unas cuantas chicas que empezaron a destacar y ahora están entre las mejores del mundo. Seis de ellas (había 17 en el cuadro) llegaron a la tercera ronda en Melbourne: Danielle Collins, Bernarda Pera, Coco Gauff, Jessica Pegula, Madison Keys y Katie Volynets. Gauff (18 años) y Pegula se metieron en octavos este viernes y tienen serias opciones de ser campeonas. Volynets (21), que apeó a la rusa Veronika Kudermetova, buscará el pase ante la china Shuai Zhang.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?