NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | SERENA WILLIAMS

El regreso de Serena Williams: ilusión, magia y un misterio

La estadounidense, que volvió a jugar un año después, reapareció ayer en Eastbourne con buenas sensaciones. “No puedo responder”, dijo sobre su futuro.

Actualizado a
El regreso de Serena Williams: ilusión, magia y un misterio
ANDREW BOYERSAction Images via Reuters

El What A Feeling que sonaba en Eastbourne no podía ser más apropiado. “Pictures come alive, you can dance right through your life (las imágenes cobran vida, puedes bailar a través de tu vida)”, cantaba Irene Cara mientras Serena Williams se preparaba para volver a jugar un partido de tenis 357 días después. El 29 de junio de 2021, la ganadora de 23 Grand Slams se retiraba por lesión en primera ronda de Wimbledon; ayer, como preparación para el major londinense, recuperaba la raqueta para ganar, al lado de Ons Jabeur, a la española Sara Sorribes y la checa Marie Bouzkova. Regalando grandes golpes y, pese a la dificultad que supone extraer conclusiones individuales de un partido de dobles, dejando claro que no pisará el All England Club sólo de cara a la galería. “Me sentí bien. Estaba hablando con Ons en el primer set y le dije: ‘No estamos jugando mal’. Estábamos jugando realmente bien ese set”, analizaba tras el partido.

Paradójicamente, ese primer parcial lo terminaban perdiendo 2-6, pero, seguramente, era lo menos importante. “Ha sido tranquilizador”, aseguraba la jugadora de 40 años, valorando la rapidez con la que había podido volver a sentir su tenis. Lo hizo, pese a su legendario palmarés, con algunos nervios de más, con errores impropios, como en el juego de pies, pero remarcando sus ganas de volver a brillar en cada acción, buscando los ganadores desde el primer instante. En los momentos de la verdad, los encontró. Con su revés, colocaba el primer punto de set en el segundo parcial (6-3), que se resolvía con un ace marca de la casa, a 164,15 km/h. Desempate forzado y público emocionado. Sólo un resbalón cerca de la red frenó durante un breve instante el disfrute de los asistentes. Quedó en susto. Y Serena y Ons siguieron hasta la victoria.

“Obviamente, no entrené mucho al principio. Cuando supe que no podría jugar en Nueva York (US Open), me quedé sin hacer ejercicio, pero siempre trato de mantenerme medio en forma, porque nunca se sabe cuándo vas a entrar en Wimbledon”, bromeaba Serena tras el triunfo, explicando cómo habían sido sus últimos meses. Tras su desierto deportivo, en Eastbourne reapareció como 1.208ª del ranking WTA y con unos misteriosos parches en su cara, sobre los que no quiso hablar. Según apunta ABC News, podrían deberse a problemas de sinusitis. Una anécdota. La única pregunta que dejó en el aire. “Llamé a Ons, ha estado jugando muy bien, sabía que necesitaba algunos partidos y siempre ha sido muy amable conmigo en el circuito”, revelaba sobre cómo se había fraguado su dupla con Jabeur. “Es una gran inspiración y el hecho de que estemos jugando dobles juntas es una gran noticia para mí, es increíble”, explicaba la tunecina tras la experiencia de competir al lado de Serena, al lado de una jugadora con 73 trofeos WTA y 319 semanas de número uno.

La retirada estuvo presente

Durante sus 12 meses de ausencia, los rumores alrededor de Serena fueron in crescendo, hasta el punto en que muchos la daban por retirada. La estadounidense nunca habló al respecto, pero la idea merodeó por su cabeza. “Absolutamente, sí, sería deshonesto si dijera que no”, revelaba ayer tras el partido. “Pero ahora mi cuerpo se siente genial”, añadía a continuación, manteniendo la esperanza de seguir disfrutando de su tenis más allá de Wimbledon, algo que no es seguro. “No sé, no puedo responder a eso. Me encanta el tenis y me encanta jugar, de lo contrario no estaría aquí, ¿verdad? Pero también me encanta lo que hago fuera de la cancha”, respondía a si, tras el major londinense, seguiría compitiendo. De momento, lo hace. Y disfruta. “Fue genial jugar con Ons. Nos divertimos mucho y nuestras oponentes jugaron increíble. Estamos felices de quedarnos en el torneo”, valoraba tras la victoria. La reina del tenis, aunque no se sepa por cuanto tiempo, está de vuelta. What A Feeling.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?