TENIS

Las razones de Djokovic: positivo 'sospechoso' en diciembre

Los abogados del número uno del mundo sostienen que el tenista serbio, retenido en un hotel de Melbourne, recibió la exención tras contraer COVID en diciembre.

0

Los abogados del tenista serbio Novak Djokovic, retenido en un hotel a su llegada a Melbourne (Australia) por no contar con las vacunas contra el coronavirus necesarias para entrar en el país, aseguran que el jugador recibió una exención médica para jugar el Abierto de Australia después de contraer la COVID-19 el pasado mes de diciembre.

En documentos judiciales publicados este sábado en los medios, se afirma que el tenista balcánico registró una prueba positiva por COVID-19 el 16 de diciembre y que "no ha tenido fiebre ni síntomas respiratorios de COVID-19 en las últimas 72 horas".

Pero justo un día después, el 17 de diciembre, Djokovic publicaba en su Twitter la asistencia a un acto (la firma de un acuerdo de su fundación con el Servicio Postal Nacional de Serbia), que acompañaba con unas imàgenes donde se le podía ver recogiendo el premio sin mascarilla

Djokovic ha estado detenido en un centro de inmigración en Melbourne desde el jueves por la mañana después de que se cancelara su visado tras revisarse la exención médica que había presentado para viajar a Australia para participar en el primer 'Grand Slam' de la temporada.

Según su equipo legal, Djokovic recibió una carta del director médico de la Federación Australiana de Tenis (Tennis Australia) en la que se registraba que tenía una exención médica de la vacunación contra el coronavirus. Sus abogados sostienen que el certificado de exención médica fue "proporcionado por un panel de Revisión Médica de Expertos Independientes encargado por Tennis Australia", y que "la decisión de ese panel había sido revisada y respaldada por un Panel de Revisión de Exenciones Médicas del Gobierno del Estado de Victoria".

Además, explicaron que se le concedió una autorización para viajar porque las autoridades le dijeron que cumplía "los requisitos para llegar a Australia sin cuarentena". Ahora, Djokovic deberá esperar a una audiencia que tendrá lugar el lunes para descubrir si podrá o no jugar el Abierto de Australia.

Serbia dice que el trato a Djokovic daña las relaciones bilaterales

El presidente del Parlamento serbio, Ivica Dacic, declaró este sábado que las relaciones de Serbia con Australia sufrirán debido a la forma en que las autoridades de ese país están tratando al tenista Novak Djokovic.

Además, acusó a Canberra de intentar "impedir" que Djokovic, primer clasificado de la ATP, "se convierta en el mejor tenista de la historia".

"Ese trato es vergonzoso y hay que mostrarlo claro a Australia", dijo Dacic a la emisora de la televisión pública serbia RTS.

Recordó que el tenista serbio, de 34 años, viajó a Australia para disputar el Grand Slam tras recibir una exención médica del organizador australiano del torneo (17-30 de enero) y poder así jugar sin estar vacunado contra la covid.

"El caso no es especial ni específico, aquí se trata de la politización del asunto", afirmó el parlamentario.

Tras asegurar que otros tenistas entraron en Australia con la misma exención que la de Djokovic, preguntó: "¿Por qué alguien se comporta de esa manera?" con la primera raqueta del mundo.

"Es el tenista número uno, un nombre internacional y una leyenda, y tal comportamiento es poco común, vergonzoso y descarado", insistió el político serbio, y afirmó que Djokovic ya es el "triunfador" en este asunto.

En este contexto, acusó a las autoridades australianas de no permitir que el tenista juegue el torneo para "impedir que (Djokovic) se convierta en el mejor tenista de la historia".

De ganar el Abierto de Australia, donde triunfó en nueve ocasiones, Djokovic batiría el récord mundial, con 21 títulos de Grand Slam.

El tenista serbio llegó el pasado miércoles a Melbourne pero las autoridades fronterizas le revocaron el visado y le trasladaron a un hotel destinado a retener solicitantes de asilo, que la familia del tenista calificó de "sucio" y "terrible".

Ahí espera, privado de sus pertenencias excepto del teléfono móvil, previsiblemente hasta el lunes, el fallo de un tribunal australiano sobre su recurso a la revocación del visado.

Serbia ha pedido, hasta ahora sin resultado, a las autoridades de Australia que permitan que Djokovic espere la decisión en una casa particular que había alquilado para estar durante el torneo.

Según señalaron los abogados del tenista en un documento citado hoy por los medios australianos, la exención médica que recibió el tenista se debe a que se infectó con el SARS-CoV-2 el mes pasado.

"El Sr. Djokovic había recibido, el 30 de diciembre de 2021, una carta del director médico de Tenis Australia que registraba que se le había proporcionado una 'exención médica de la vacunación de covid' porque se había recuperado recientemente de covid", señalan.

Los abogados añaden a que "en ese momento habían pasado 14 días de la prueba de PCR positiva y que el tenista "no había tenido fiebre ni síntomas respiratorios de covid-19" en las 72 horas previas.

Con 354 semanas al frente del ránking ATP, Djokovic ostenta ya un récord. Además, acabó el año como número uno por séptima vez y es ganador de 37 títulos de Másters 1.000, lo que también es una marca inédita.

Es, también, el único tenista que ha conquistado cada Máster al menos dos veces.