TENIS

El día que Sampras hizo que Djokovic se enamorase del tenis

En el libro 'Pete Sampras: Greatness Revisted' de Steve Flink, el serbio repasa cómo la figura del tenista estadounidense influyó en su infancia y sus inicios en el tenis.

Novak Djokovic y Pete Sampras hablan durante un partido de exhibición en el BNP Paribas Open 2019 en el Indian Wells Tennis Garden de  Indian Wells, California.
CLIVE BRUNSKILL AFP

Tras su victoria este miércoles ante Borna Coric en el Erste Bank Open de Viena, Novak Djokovic logró asegurarse terminar el año 2020 como número 1 del ranking ATP. Será la sexta vez que el serbio acabe el año en la cima de la clasificación tras conseguirlo en 2011, 2012, 2014, 2015 y 2018. De esta forma 'Nole' iguala la histórica marca de Pete Sampras, el único tenista hasta la fecha capaz de terminar 6 años como número uno entre 1993 y 1998.

De esta forma Djokovic consigue uno de los hitos de su ídolo y uno de los jugadores que le hizo crecer su pasión por el tenis, tal y como relata del propio Djokovic en el libro 'Pete Sampras: Greatness Revisted', de Steve Flink, del que la ATP ha publicado un extracto en su página web.

Djokovic reconoce que el primer partido de tenis profesional que vio fue la final de Wimbledon de 1993 entre Sampras y Jim Courier y, desde entonces, mostró su admiración por el juego y el estilo de 'Pistol Pete'. "Tenía 6 años y vi a Pete Sampras jugar esa final de Wimbledon. La primera imagen que tengo del tenis profesional fue la victoria de Pete en esa final ante Courier en 1993. Me quedé impresionado con sus habilidades y compostura y el hecho de verle jugar en la pista más sagrada del tenis. Me enamoré con todo aquello. Cuando eres joven, crees en todo. Vives tus sueños y tus sueños son tu realidad. Tienes ese momento de, digamos, una revelación de sabes que un día te verás levantando ese trofeo"

El número 1 del mundo reconoce que ese partido marcó un punto de inflexión en sus inicios en el tenis y cómo intentaba imitar sus golpes sobre una pista de tenis. "Realmente siento que ese día, cuando vi a Sampras, me infundió un gran poder. Era como si hubiera recibido información sobre ello. Es algo que no se puede explicar. Es una sensación muy profunda. Pero, para mí, Pete fue la referencia. Estaba haciendo mi carrera en el tenis y cuando tenía siete años, un año después de la final de Pete ante Courier, empecé a imitar a los grandes jugadores y hacer los mejores golpes de cada uno de ellos. Pero a Pete, aunque nuestros estilos sean muy distintos, todavía le veo como mi ídolo. Y lo que más me impresionó de verle en aquella final de Wimbledon y también más tarde fue la habilidad de mantener la calma en los momentos decisivos, para ser más fuerte mentalmente cuando más importa. Eso es lo que le distingue como uno de los mejores tenistas de la historia que han cogido una raqueta".

Djokovic también recuerda los piques con su padre, que también admiraba a Sampras pero que animaba a Agassi y Courier para provocarle y cómo fue el día en que Djokovic conoció a su ídolo. "Yo era un gran fan de Sampras. Recuerdo que cuando mi padre y yo veíamos tenis él siempre animaba a Agassi o Courier aunque le gustase más Sampras. Lo hacía por mí y mis sentimientos. Animaba a Agassi y Courier a propósito para provocarme y enfadarme. Esos días era un fanático de Pete y seguía sus resultados. Cuando tuve la oportunidad de pelotear con él en Indian Wells en 2010 fue increíble. Cuando le vi venir hacia mí sentí un flashback de toda mi infancia y esos momentos en los que le apoyaba y le admiraba. Mi ídolo se acercó a mí, me estrechó la mano y me reconoció".