ROLAND GARROS

El atípico año de Nadal: de Australia a París pasando por un largo confinamiento

Nadal ha jugado 26 partidos en lo que va de año, con un balance de 22-4, dos títulos, una final y, lo más importante, sin lesiones. Pasó más de seis meses sin jugar por la pandemia.

Rafa Nadal se coronó este domingo como campeón de Roland Garros por 13ª vez en uno de los años más raros de su carrera, totalmente condiciona, como la vida de todo el mundo, por la pandemia del coronavirus. Has la fecha, el balear ha disputado 26 partidos, con un balance de 22-4, dos títulos (Acapulco y París), una final (ATP Cup) y, lo más importante de todo, sin lesiones.

El año lo inició el balear en Brisbane, la sede en la que España jugó los partidos de la fase de grupos de la ATP Cup, la competición por equipos que se ha estrenado este año. Allí ganó a Basilashvili, Cuevas, Nishioka en la ‘round robin’, y perdió con Goffin en cuartos. En semifinales venció a De Miñaur y en la final cedió contra Djokovic. Serbia ganó el torneo. En el Abierto de Australia, Thiem le cortó el paso en cuartos, después de que el español hubiera vencido a Dellien, Delbonis, Carreño y Kyrgios. De allí, tras tomarse unas semanas de descanso activo, Nadal marchó hacia Acapulco, donde triunfo en la final ante Fritz, después de haber sobrepasado a Andújar, Kecmanovic, Kwon y Dimitrov. Ahí levantó su primer título del curso con un juego convincente y sin perder ni un solo set.

Justo después de ganar en México se desató definitivamente la enfermedad que tiene en jaque al mundo entero, la COVID-19. Como todos, Nadal tuvo que confinarse en su casa y no se entrenó durante mucho tiempo. No fue hasta el 22 de mayo cuando Rafa volvió a las pistas, en su academia de Manacor, para empezar a prepararse sin saber aún qué torneo iban a poder disputarse. Durante el aislamiento, el mallorquín dedicó sus esfuerzos a ayudar a los más necesitados con el programa Cruz Roja Responde, que apoyó junto a Pau Gasol bajo el lema #NuestraMejorVictoria, con el que se recaudaron 11 millones de euros. Los deos presentaron la iniciativa en AS, que hizo un despliegue histórico conjunto con los otros tres diarios deportivos más importantes de España en el que participaron más deportistas. 

Cuando se confirmó que habría una mini gira de pista dura en Estados Unidos, con el Masters 1.000 de Cincinnati trasladado a Nueva York y el US Open, Nadal anunció que no acudiría por precaución ante la situación grave que vivía Estados Unidos por el coronavirus. “La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de COVID-19 y rebrotes que parecen fuera de control. Esta es una decisión que no querría tomar pero en este caso sigo mi corazón para decidir que por ahora prefiero no viajar", comunicó el ganador de 20 Grand Slams. Su vuelta se produjo en Roma, casi siete meses después de haber jugado su último partido. Allí empezó bien, con victorias contundentes ante Carreño y Lajovic, antes de que Schwartzman le ganara por primera vez en sus 10 enfrentamientos. Sin problemas físicos, se fue a París con un paso previo por Manacor y ya conocen ustedes la historia: Gerasimov, McDonald, Travaglia, Korda, Sinner y Schwartzman sucumbieron contra él antes de que Djokovic hincará de nuevo la rodilla ante el rey de la tierra en ‘su casa’.