TENIS

Pepe Vendrell: “A Bautista, mentalmente le hacía falta parar”

El valenciano Pepe Vendrell, entrenador de Roberto Bautista, charló con AS sobre su plan para poner en forma al castellonense: “No podíamos quemar las naves”.

Pepe Vendrell: “A Bautista, mentalmente le hacía falta parar”

Roberto Bautista (Castellón, 32 años), número 12 del mundo, iba a ser el capitán de uno de los dos equipos (el otro lo liderará Pablo Carreño) que competirán entre este viernes y el próximo domingo en el torneo inaugural de la Liga MAPFRE, organizada por la Federación Española (RFET), en el Centre Municipal de Tennis de la Vall d'Hebron de Barcelona. Pero se clasificó para las semifinales de la exhibición organizada por Dominic Thiem en Kitzbuhel (Austria), el Thiem's 7, y no podrá estar en la cita española por coincidencia de fechas. Hace unos días, AS charló con su entrenador, el valenciano Pepe Vendrell, que está convencido de que a su pupilo “mentalmente le hacía falta parar” y que por eso no le vinieron mal los dos meses de confinamiento por el COVID-19. El técnico explicó las pautas a seguir para recuperar la forma del jugador “sin buscar de inmediato un nivel elevado”.

Cuando las normas lo permitieron, Vendrell y Bautista prepararon “sesiones suaves”, que fueron incrementándose “en cantidad y calidad”. Al principio empezaron a entrenar “sin un objetivo claro”. “La idea era estar medio decente en esos torneos, porque ahora no corresponde otra cosa. El que regule bien llegará bien. Está claro que la edad de Roberto no aconseja un gran desgaste físico y mental ahora. Hay que mantenerse en una distancia media, porque él coge muy rápido la forma. Con dos semanas de trabajo intenso estaría listo para competir”, dice Vendrell, que explica cómo funciona el segundo mejor español del ranking: “Los descansos le sientan fenomenal. Hay jugadores que necesitan más contacto con las rutinas, pero en él es todo lo contrario, la distancia le oxigena una barbaridad, le da una frescura que agradece en la pista después. Cada uno tiene un metabolismo y una mentalidad diferente, y en función de eso tiene que prepararse”.

Vendrell cree que “hay muchos caminos” para alcanzar la forma antes de volver a la competición. “A mí, quemar las naves no me soluciona nada. Si nos desgastamos con exceso, llegaremos a esa fase con las fuerzas justas”. El entrenador estuvo en contacto permanente con Bautista, que estos días recordará su brillante papel en Wimbledon en 2019 (fue semifinalista) durante todo el confinamiento. “Tuvo siempre unos horarios y unas rutinas del preparador físico para que no se levantara sin tener nada que hacer y así tener la mente estructurada. Lo contrario, a él le mata. Además, como vive en una finca con huerto, caballos, gallinas... se puso al día con cosas que tenía pendientes”, explica Pepe, que desarrolla la idea del beneficio que según él tuvo el parón en el tenista, que ya jugó un par de partidos hace unas semanas en un minitorneo en Benitachell (Alicante). “El año pasado, sobre todo el final, fue muy intenso para él. Falleció su padre, se casó, empezó la pretemporada, llegó a Australia y se le notó saturado. No pudo organizar en su cabeza todo lo que había pasado. Se confirmó también el embarazo de su mujer y este parón espero que le habrá ayudado, porque iba a todo trapo”.

Preparación "inteligente"

En los entrenamientos, para evitar lesiones, Vendrell fue “poco a poco, aumentando los estímulos y orientando el cuerpo para su preparación tras dos meses sin tocar raqueta". "Al principio le paraba mucho. Le decía ‘ya has hecho suficiente’. Parar a estos tíos, con las ganas que tienen de meterse en pista, es complicado. Hicimos bicicleta por la montaña y poco a poco se fue notando el calor. La prevención era fundamental antes de añadir estímulos de calidad. Hay que variar, ser inteligente, porque a Rober no le puedo tener dos meses entrenándose a tope, porque no está procesado para eso, él cada año hace tres o cuatro semanas de pretemporada como mucho”. Todo con el objetivo de competir en septiembre. “Hay que ser realistas, la cosa pinta mal, pero no hay que estar pendiente de cada noticia, porque eso genera ansiedad. Los torneos de exhibición serán una herramienta para buscar calidad y pasar minutos en pista”, concluye el valenciano. Ahora, a ambos, les llega el momento de comprobar los resultados de su concienzudo trabajo.