TENIS

Roland Garros abre una puerta para el Madrid Open

El Grand Slam podría retrasar más sus fechas, hasta principios de octubre, y el US Open está en duda. Madrid trabaja para jugarse antes del grande parisino.

Roland Garros abre una puerta para el Madrid Open
MARTIN BUREAU AFP

En el tenis, la única certidumbre con la que se trabaja ahora mismo es que no habrá torneos ATP y WTA hasta el 1 de agosto. Que el US Open se celebre en Nueva York en sus fechas previstas, del 24 de agosto al 14 de septiembre, no deja de ser un empeño rodeado de dudas y de víctimas (350.000 infectados y más de 23.000 muertos en la ciudad). Al tiempo, Roland Garros sigue luchando por sobrevivir tras el sorpresivo anuncio en marzo de su aplazamiento, sin consultar a ningún estamento, para llevar el torneo del 20 de septiembre al 4 de octubre.

Ahora, Guy Forget, director del Grand Slam parisino advierte que esas fechas no son oficiales y que aún se puede retrasar más. "Nuestro torneo probablemente empezará a finales de septiembre o principios de octubre. Estamos trabajando con la ATP, la WTA y la ITF para hacer un anuncio conjunto de cómo será el final de temporada", expresó en la emisora Europe 1. Una opción es comenzar una semana más tarde, el 27 de septiembre. O directamente el 4 de octubre.

Varios factores influyen en el baile de fechas. Por un lado, no coincidir con el final del Tour en París el 20 de septiembre. Otro, dejar más espacio entre la hipotética conclusión del US Open y el inicio del 'grande' sobre tierra, que sería sólo de una semana en caso de llevarse a cabo los dos en las fechas actuales. Y el tercero y muy probable, abrir hueco a algún torneo más sobre arcilla antes de Roland Garros que sirviera de preparación para los tenistas si finalmente en Nueva York es imposible jugar.

Y en este tercer escenario entra en juego el Madrid Open. El presidente del torneo, Gerard Tsobanian, se resiste a pensar ya directamente en 2021. Como miembro del consejo de torneos europeos de ATP y mundial de WTA, trabaja para recolocar el Masters 1.000 madrileño en la semana previa a Roland Garros. También Roma juega sus cartas. La Caja Mágica cuenta con tres pistas con techo retráctil, y las inclemencias metereológicas no influirían en el desarrollo del torneo. Mediados de junio es el plazo que se maneja en ATP, WTA e ITF para reevaluar la situación y decidir.

También Roland Garros contará en otoño con cubierta en la Philippe Chatrier, estrenada estos días mientras tenistas como Lucas Pouille accedían ya a las instalaciones para entrenarse sobre tierra batida, superficie que gana enteros si los circuitos arrancan en Europa en vez de en Estados Unidos. "Allí (en Nueva York) tienen muchos problemas, pero nosotros somos optimistas y tenemos la ambición de que Roland Garros se jugará. Nos adaptaremos a lo que diga el gobierno", recordó Guy Forget.