ROLAND GARROS

El inicio de la leyenda de Nadal en Roland Garros cumple 15 años

El 23 de mayo de 2005, Rafa Nadal debutó en Roland Garros ante el alemán Lars Burgsmüller, al que ganó por 6-1, 7-6 (4) y 6-1. Toni Nadal: "Había nervios".

El inicio de historia de Nadal en Roland Garros cumple 15 años
Roland Garros

El 23 de mayo de 2005, hace ahora 15 años, arrancó la legendaria historia de Rafa Nadal en Roland Garros. El balear, al que le faltaban 10 días para cumplir los 19, jugó su primer partido en el Grand Slam francés, el de la tierra batida. Seguramente, ni soñaba que levantaría la Copa de los Mosqueteros 12 veces.

El sorteo fue benévolo con el cuarto favorito del torneo, para muchos ya máximo aspirante al título, que no había podido debutar en 2004 por culpa de las lesiones que le persiguieron desde sus inicios. Venía de triunfar en Costa do Sauipe, Acapulco, Montecarlo, Barcelona y Roma. Su primer rival fue el alemán Lars Burgsmüller, por aquel entonces número 96 del mundo, ahora convertido en doctor en radiología y totalmente apartado del tenis. Rafa, con su aspecto juvenil, cinta en su largo pelo, camiseta sin mangas y pantalón pirata, le destrozó en una hora y 45 minutos (6-1, 7-6 (4) y 6-1). "Nadal tiene la presencia para dominar Roland Garros y es exactamente lo que este deporte y Federer necesitan. Nadal puede hacer que Roger deje de mirar por encima del hombro. Él nunca ha jugado bien en París y sé que lleva eso metido en la cabeza", había escrito antes Becker, unas palabras que recogió en su crónica el enviado especial de AS a París, Alejandro Delmás. "Yo acepto la presión, pero lo que me va hartando es que en cada rueda de prensa me digan que soy favorito. ¿Becker ha escrito eso? ¿Para qué me lo decís? Pero bueno, se lo agradezco", replicó el español.

Rafa, un torbellino de movimientos, intensidad y gestos de rabia, debutó en la entrañable pista 1, la recientemente derruida 'Plaza de Toros' del complejo tenístico del Bosque de Bolonia -ese mismo días, su actual entrenador, Carlos Moyá, ganó a Beto Martín-. "A mí no me impone Nadal, el problema es que hay que ganarle el punto dos o tres veces más que a cualquier otro. Te crees que lo has ganado, aparece desde alguna parte... y te pasa", explicó Burgsmüller. "Estuve nervioso", reconoció Nadal. "Fui un poco justillo, quizá porque tenía los nervios del debut, aunque mis compañeros y mis amigos me los quisieron calmar. Digamos que ha sido un partido más bien comercial antes que espectacular", continuó. Ese fue el inicio del primer gran éxito de Nadal en Roland Garros. Después se deshizo de Malisse, Gasquet, Grosjean, Ferrer, Federer en semifinales y del argentino Mariano Puerta en la final. 

Toni Nadal, que entrenaba en aquella época a su sobrino, recuerda para AS que llegaron a la cita con confianza: "Rafael había ganado a gente muy buena antes de empezar a jugar allí, como Ferrero y Coria, que era el mejor en tierra en ese momento. Burgsmüller no era demasiado peligroso porque no era un especialista, pero siempre es difícil debutar en grandes torneos. Siempre hay nervios. Al final fue un partido más o menos asequible".

Este lunes, la página de YouTube de Roland Garros emitirá el vídeo de aquel primer histórico partido de Nadal en el torneo, el que marcó el devenir del hombre récord del Grand Slam de la arcilla. Nadal recuerda con nostalgia que debería estar ya en París para disputar por 16ª vez el campeonato donde más ha triunfado y en el que tiene un balance estratosférico de victorias y derrotas: 93-2.