TENIS

Federer no encuentra motivación para entrenar de nuevo

El de Basilea perdió sus dos grandes objetivos del año con las cancelaciones de Wimbledon y los Juegos de Tokio.

Federer no encuentra motivación para entrenar de nuevo
ALI HAIDER EFE

El tenis espera despertar de su letargo en el mes de agosto, por lo que ahora es tiempo de que sus protagonistas vuelvan a poner a punto su forma física sobre las pistas para regresar en las mejores condiciones. Por ejemplo, Rafa Nadal ya se dejó ver el pasado viernes por las instalaciones de su Academia en Manacor con una sesión de entrenamiento en la que volvió a coger su raqueta tras muchas semanas de inactividad.

Pues bien, no parece que le ocurra lo mismo a Roger Federer. El de Basilea, en una videoconferencia con el extenista Gustavo Kuerten recogida por GloboEsporte, confesó haber perdido la motivación para regresar a los entrenamientos dado que no cuenta con ningún objetivo concreto ahora mismo. "Desde que me operé en 2016, no había pasado cinco semanas seguidas en casa. La verdad es que no estoy entrenando porque, para ser honesto, no veo una razón para hacerlo ahora mismo. Estoy bien físicamente y creo que pasará mucho tiempo hasta que volvamos a competir. Es importante para mí tomarme un buen descanso ahora, no echo tanto de menos el tenis, aunque cuando estemos cerca de volver y tenga un objetivo para entrenar, estaré súper motivado", confesó Roger, que partía con Wimbledon y los Juegos de Tokio como principales objetivos en esta temporada antes de su cancelación.

En cuanto a dicho regreso a la competición, Federer valoró con Kuerten distintos escenarios, entre los que se encuentra la posibilidad de celebrarse torneos a puerta cerrada. "No puedo imaginarme competir en un estadio vacío, no lo consigo y espero que no suceda nunca. Por mucho que cuando entrenemos no haya gente, competir es muy diferente. Está claro que la posibilidad es factible, pero creo que podríamos esperar el momento apropiado para regresar en las mejores condiciones, con al menos, un tercio del estadio lleno o a mitad de entrada. Sería muy difícil para mí disputar grandes torneos a puerta cerrada", concluyó Roger, sin duda, uno de los jugadores que denota poco optimismo en el regreso del tenis para este 2020.