TENIS | MADRID OPEN

Feliciano: "Es duro suspender, pero desde ya miramos a 2021"

Feliciano López, director del Madrid Open, habla con AS tras la suspensión del torneo este año como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Feliciano: "Es duro suspender, pero desde ya miramos a 2021"
Twitter del Mutua Madrid Open

El Madrid Open, previsto del 3 al 10 de mayo, no se disputará en 2020 tanto en la fecha acordada como a lo largo del año. Lo confirmó Feliciano López, director del evento, después de que la Federación Internacional (ITF) prolongara la inactividad del circuito profesional hasta el 7 de junio por la pandemia del coronavirus. Tras esto, Feliciano atendió a AS desde las afueras de Madrid, donde se encuentra pasando la cuarentena.

-¿Hay alguna opción de celebrar el torneo a lo largo de 2020?

Desgraciadamente no tenemos margen para poder jugar. La gente de la organización está triste, aunque la situación no era muy esperanzadora viendo los últimos acontecimientos. Es un golpe duro, pero desde ya miramos a la edición de 2021. Además, será el 20º aniversario de la cita.

-¿Supone algún peligro para el futuro del tenis en la capital española?

El próximo año el Open acaba contrato en Madrid, pero hay intención de continuar y negociaremos cuando pase esta crisis. Miramos más allá, el tenis tiene futuro aquí. Esta vez, toda la gente lo ha entendido porque esto es una cosa que no está sucediendo sólo en España, es global. Está por ver cuándo regresaremos a la competición, pero yo creo que todavía falta bastante. Lo importante en estos duros momentos son las personas.

-Roland Garros se adelantó a posibles cancelaciones y decidió cambiar sus fechas justo después del US Open.

Tomaron una decisión precipitada, sin consultar antes al resto de los torneos, jugadores y demás. Intuyo que sería la única fecha que les quedaba disponible, porque jugar más tarde en París ya sería imposible por el tiempo.

-En una escasa semana, los jugadores cambiarían un Grand Slam de pista rápida por otro de tierra.

Es una situación de emergencia. Si finalmente queda así, imagino que los tenistas tendremos ganas de jugar y poca gente se saltará torneos. Este cambio de pista nos ha pasado habitualmente con la Davis, que pasabas de una superficie a otra en menos de cinco días. Incluso en Wimbledon, porque ahora hay tres semanas de distancia con Roland Garros, pero antes eran dos y pasabas de tierra a hierba.

-Con 38 años (39 en septiembre) y en el puesto 56 del ranking ATP, ¿cómo ve el futuro?

Voy año a año, no miro más allá. Ahora estoy entrenando mucho físico. En EE UU es muy habitual tener pista en las viviendas. No es mi caso aquí, y es que en Europa resulta menos común, aunque por suerte tengo una casa con espacio.

-Hablando de esa preparación, ¿qué tal la cuarentena?

Haciendo mucha bicicleta, también tengo balones medicinales, correr lo que pueda por aquí, videoconferencias con mi entrenador... Un poco de todo y esperando a ver como avanzan los acontecimientos.

-De cara a los Juegos, ¿cree que se disputarán en las fechas previstas?

Lo lógico sería retrasarlos, bien por el coronavirus o porque los deportistas no hayan podido entrenar en condiciones para algo que esperaban desde hace cuatro años. Veremos si se toman medidas necesarias para ver si los propios deportistas pueden entrenar de algún modo. Todo ahora mismo está lleno de incertidumbre.